La importancia del pensamiento creativo en los negocios

Por: Jorge Meza, vocero y socio fundador de Estrategas Digitales

Actualmente la conceptualización y el desarrollo de productos o servicios innovadores puede ser la clave del éxito para una empresa grande o pequeña, pero sin una apertura total a un pensamiento creativo e interdisciplinario es imposible. 
Generar innovación para las empresas de nuestro país es un proceso complejo que implica la integración de un pensamiento creativo, como el del diseño, con la visión estratégica del negocio, los diferentes equipos de trabajo, el esquema productivo, la organización, la operación cotidiana, las ventas y la administración. 
Adoptar un pensamiento creativo e innovador en los modelos de negocios puede potenciar el éxito de una empresa a largo plazo, porque aunque es muy fácil imitar un producto novedoso, es sumamente complejo competir con una cultura innovadora de una empresa. Una alternativa al alacance de nuestros empresarios es incorporar al diseño estratégico (como un modelo para la identificación de brechas de oportunidad y nuevos negocios) en el desarrollo y comercialización de sus productos y servicios, y de ésta forma mejorar su percepción de valor ante sus clientes e incrementar su competitividad, generando mayores utilidades finacieras y una conexión emocional con sus compradores.
Concretar nuestra ideas.
Todos tenemos excelentes ideas pero pocos las desarrollamos y las convertimos en realidades. Pensemos que todos los productos y servicios que utilizamos a diario han pasado por algún tipo de proceso “creativo” desde su concepción y planeación. Desafortunadamente muchos de éstos no son innovadores y no cumplen con las expectativas de los consumidores, resultando en fracasos comerciales, es decir ideas costosas que no funcionan. Una idea, además de ser creativa, debe visualizar las posibilidades de acción que tiene en un modelo de negocio para poder concretarse en crecimiento y ganancias. Un producto o servicio de calidad conlleva diversos valores de diferenciación como son: la interacción, el carácter, la forma, su visión de sustentabilidad, la emoción, la satisfacción o la experiencia, que son importantes para su implementación y aceptación por los clientes. Solo a través de la investigación podremos descubrir los deseos, sueños, anhelos, esperanzas, motivaciones y aspiraciones de nuestros usuarios y materializar nuestras ideas en negocios de alto valor y sustentables.
Más allá de las musas: la interdisciplina.
Día a día en Estrategas Digitales colaboramos con distintas pequeñas y grandes empresas en la investigación y comprensión de los gustos, deseos y necesidades de sus consumidores, encontrando hallazgos que les permitan visualizar los escenarios, a partir de los cuales se desarrollarán nuevos modelos de negocios. 
Esta dinámica sólo es posible desde la óptica de las musas de la interdisciplina, que nos permiten la integración del diseño con las distintas áreas y procesos de un negocio.  En nuestros proyectos buscamos que los empresarios adopten al diseño estratégico como su musa y se convierta en una herramienta clave para mejorar su competitividad y adoptar nuevas habilidades de pensamiento, innovación  y técnicas de gestión para lograr la cooperación entre dos ámbitos (el creativo y el financiero), con esquemas conceptuales distintos y maneras de definir, resolver y evaluar los problemas diferentes. 
 

Rate this article: 
No votes yet