Buenas Noches, días productivos: Saba

Mensaje de error

  • Notice: Use of undefined constant revistan_2016 - assumed 'revistan_2016' en include_once() (línea 144 de /home/revistaneo/public_html/sites/all/themes/news_center/template.php).
  • Notice: Use of undefined constant revistan_2016 - assumed 'revistan_2016' en include_once() (línea 146 de /home/revistaneo/public_html/sites/all/themes/news_center/template.php).
  • Warning: mysqli::mysqli(): (28000/1045): Access denied for user 'revistan_2016'@'localhost' (using password: YES) en include_once() (línea 149 de /home/revistaneo/public_html/sites/all/themes/news_center/template.php).
  • Warning: mysqli::query(): Couldn't fetch mysqli en include_once() (línea 157 de /home/revistaneo/public_html/sites/all/themes/news_center/template.php).

Después de un día agotador, el momento de descanso es fundamental, pero para lograr un sueño reparador no alcanza sólo con irse a dormir. Existen factores que no nos permiten hacerlo, y cuando no hay buenas noches, los días no rinden.

 

Alejandra Contreras, ginecóloga de Saba®, asegura que hay innumerables preocupaciones que pasan por nuestra mente antes de conciliar el sueño, las cuales no nos dejan descansar plenamente. Pueden ser tareas escolares, situaciones difíciles en casa, conflictos laborales, entre otras, que hacen que no logres relajarte, lo que afecta tu rendimiento del día siguiente.

 

Factores que pueden alterar un buen descanso:

 

  1. Usar el dormitorio como espacio de trabajo o estudio. Los expertos recomiendan utilizar la habitación únicamente como lugar para dormir. De lo contrario, las obligaciones o preocupaciones quedan pegadas a la zona de descanso y eso puede generar interferencias a la hora de un buen reposo.

 

  1. Comer muy pesado. Ésta no es una buena idea cuando se va a dormir. Conviene cenar al menos dos horas antes de acostarse para poder tener una buena digestión. Además, dentro de lo posible, hay que evitar ingerir alimentos muy condimentados o que tengan demasiadas calorías.

 

  1. Películas de terror. Y sí, no es el clásico cliché de que no podrás dormir después de una peli de horror. De acuerdo con los especialistas, lo que haces antes de ir a dormir importa. La música, temperatura, estado mental, lo que comes, las conversaciones, todo tendrá un impacto positivo o negativo en tu sueño.

 

  1. Cambios hormonales. En el caso de las mujeres, los cambios en los niveles de estrógeno y progesterona, que acompañan los síntomas del periodo premenstrual, provocan pérdida del sueño. Un baño caliente, aproximadamente dos horas antes de dormir, ayuda a que disminuyan las molestias.

 

  1. Estar en tu periodo. Las experiencias del sueño de las mujeres varían mucho durante el ciclo menstrual. Sin embargo, hay muchas formas de garantizar un buen descanso. La clave es hacer ejercicio regularmente, evitar alimentos y bebidas altas en azúcar, además de contar con una protección nocturna adecuada.

 

 

“Si tienes problemas de insomnio evita tomar excitantes como café, bebidas azucaradas y chocolate, a partir de las cuatro de la tarde. Además, practica algún deporte de manera regular antes de las ocho de la noche. Es recomendable el contacto con el sol durante algunos minutos para mejorar la calidad del sueño y, si estás en tu periodo, utiliza la protección adecuada para sentirte cómoda durante toda la noche”, detalla la especialista.

 

Para una protección nocturna adecuada, Saba® tiene para ti, Saba Buenas Noches Extra, una toalla extra ancha en la parte de atrás para que puedas dormir extra cómoda. Además, cuenta con barreras anti-escurrimiento, vitamina E, cubierta suave, rápida absorción, y está diseñada con una forma distinta, adelante y atrás, para que evites cualquier tipo de escurrimiento.

 

Rate this article: 
Average: 5 (1 vote)