Nuevas familias exigen cambios en las marcas

De acuerdo diversos estudios sociológicos, en la sociedad mexicana coexisten once tipologías de familias; sin embargo, aquéllos porcentajes minoritarios, en conjugación con diversas tendencias socioeconómicas y demográficas, podrían llegar a representar las nuevas necesidades, hábitos y evolución de la mayoría de los mexicanos.

Padres solteros, nido vacío, co-residentes mayores a 47 años, parejas jóvenes sin hijos y familias homoparentales son algunas de las configuraciones que exigirán a las marcas no sólo productos y servicios adaptados a  sus necesidades, sino principalmente un cambio en el discurso y mensajes.

“El no comenzar a visualizar la presencia de estas dinámicas, es como tener miopía. La población exige un retrato mucho más real de las familias y las marcas tienen que empezar a incluirlo desde el diseño de sus productos y servicios hasta en su comunicación”, comparte Andrea González, analista Senior de inteligencia e innovación en Big Foot.

Una serie de investigaciones apuntan a que dichos cambios son consecuencia de múltiples factores socioeconómicos diversos y tendencias. Entre las principales se encuentran la concentración poblacional en zonas urbanas, una búsqueda perenne de individualidad y la evolución en los roles de género.

Sin embargo, “son las nuevas concepciones de dichos roles, el trabajo, la diversidad, motivaciones y cultura de posesión diferente de las nuevas generaciones como los millennials, la generación Z y Alpha, las fuerzas de cambio más grandes. Todo ello, enmarcado con la tecnología”, explica González.

“Se ha encontrado que las parejas jóvenes sin hijos, denominados por los expertos como DINK (Double Income No Kids), por ejemplo, destinan gran parte de sus ingresos a viajes o al cuidado de sus mascotas y extienden su juventud. Por su parte, el nido vacío (padres o madres mayores de 60 años sin hijos en casa) tienen gran capital ahorrado que no utilizan en ocio. Ambos son targets con necesidades específicas”, ejemplifica González.

Ante dicho panorama, las marcas deberán entender a las familias para poder entender a la sociedad, reconocer con anticipación dichos fenómenos, ver las oportunidades y así diversificar su portafolio de una manera innovadora para no perder relevancia, advierte Big Foot.

En su experiencia, dichos especialistas advierten sobre tres tendencias al respecto que todo planner deberá tomar en cuenta:

● Los papás como los nuevos decisores de compra
● El envejecimiento de la población ha aumentado el grey market, quienes tendrán hábitos de salud muy particulares.
● Tíos y tías son los nuevos compradores de juguetes
 

Version Digital NEO

Descarga edición 228