Neuromarketing: La Inconsciencia de la Mercadotecnia

Conocer en toda su complejidad a nuestro consumidor es una fortaleza crucial del mercadólogo.  

El neuromarketing es una herramienta relativamente novedosa de la mercadotecnia que estudia la forma en que el cerebro del consumidor responde a estímulos sensoriales y cognitivos, dejando medir sus preferencias, reacciones y factores que lo hacen tomar decisiones de compra.

Al ser complementado con otras técnicas como estudios cualitativos y cuantitativos, permite tener resultados con un enfoque científico, que para la mercadotecnia significa el fortalecer la creación de ofertas diferenciadas para grupos demográficos y de consumidores.

Parece ciencia ficción el preferir preguntarle al cerebro de los consumidores cuáles son sus reacciones al ver un anuncio, que al propio consumidor. Sin embargo a través de neuroimágenes podemos ver el sistema nervioso central y partes específicas del cerebro descubriendo información importante como son los motivadores de compra.

La percepción cognitiva y emocional de un producto por parte del consumidor involucra también considerar la evidencia de su experiencia de marca. Ello genera también tendencias de compra, por lo que apoyar el neuromarketing se beneficia al ser calificado y cualificado con otro tipo de estudios.

Todo Está En La Mente

Utilizar neuromarketing puede darnos abundante información sobre nuestro target como: identificar oportunidades en el mercado, facilitarnos información sobre innovación para proyectos a futuro, ajustar la visión de la marca en el largo plazo, crear un diferencial único en el mercado para crear una nueva categoría, entre muchos otros. En fin, herramientas necesarias para generar una sólida estrategia de mercadotecnia.

Cuantificando el Neuromarketing

La atención, emoción, memoria y demás estímulos que son percibidos de forma consciente o inconsciente por parte de los consumidores al ser sometidos a publicidad, son medibles, es decir, cuantificables.

Los principales factores de medición del neuromarketing se pueden agrupar en:

·Atención, aquello que capta el interés del consumidor para continuar revisando el anuncio

·Emoción, logra alterar la atención del consumidor haciéndolo cambiar ciertas conductas y redes relevantes para activar memoria

·Memoria, es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información que ha preservado con anterioridad

En definitiva, el diseño del cuestionario para conocer los objetivos, perfil de los consumidores que serán estudiados, elementos a encontrar, entre otros tópicos, es responsabilidad del mercadólogo y no del neurólogo que lo aplica.

Una vez que se tienen los resultados, se deben leer con carácter científico y evitar apasionamientos mercadológicos que nos hagan caer en clichés sobre  el comportamiento del consumidor.

Caer en esa tentación nos prevendría de poder utilizar esta herramienta como técnica de innovación para la mercadotecnia en términos de producto, mercado y ventas.

Es así como la mercadotecnia mantiene una sana evolución que le permite estar cada vez más cercano al consumidor y conocerlo holísticamente para poder estar presente en todos sus momentos de adquisición de producto, y brindarles una gran experiencia de marca, ya sea consciente o inconscientemente.

Con todo, dejad que los neurólogos se integren a la mercadotecnia, porque de ellos será la mente del consumidor.

Fuente: http://www.neurosciencemarketing.com

Rate this article: 
No votes yet