Segmentar o Morir, Esa Es la Cuestión

Por Ingrid Mota

“Qué tiempos aquellos”, dirían los abuelos, cuando toda la familia se reunía frente al televisor (o la radio!) para disfrutar de un buen programa, que por su contenido convocaba a toda la familia para entretenerse.

Las marcas tenían sus propios programas de televisión, en donde durante horas, presentaban los beneficios de sus productos que eran bien recibidos por chicos y grandes. Todos a la vez.

Del segmento al target

Cada día, la segmentación de mercado logra satisfacer los exigentes y cada vez mas pulverizados gustos de los consumidores, que buscan productos ad hoc a su estilo de vida y necesidades. De esa manera, hacen que el mundo de la mercadotecnia cambie por completo sus paradigmas y como resultado categoricen a los consumidores en una segmentación y nichos de mercado más específicos.

Así, siguiendo el camino para acercarnos a nuestro consumidor, llegamos al segmento o nicho de mercado, que es el grupo de personas que se identifican por similitud de necesidades y gustos, para lograr conocer más de cerca sobre nuestro target, que es el consumidor específico de ese segmento de mercado a quien le dirigimos nuestra oferta.

Todos los esfuerzos de un mercadólogo deben estar enfocados en los segmentos de mercado que comprarán su producto, de tal modo que logre ser lo suficientemente específico y eficiente en sus estrategias de mercadotecnia, para persuadir a su consumidor.

El Consumidor bajo la lupa

Los consumidores toman sus decisiones por diferentes variables que van de  racionales a emocionales. Existen cuatro factores que determinan la segmentación de mercado:

  • Segmentación Geográfica (Dónde vender): Nos permite tener la visión, mediante un parámetro geográfico, de la segmentación de nuestro consumidor por: ciudades, pueblos, países, número de personas que viven en una regiones específicas, su cultura y lenguaje.
  • Segmentación Económica y Demográfica (Qué vender): Nos permite considerar los factores poblacionales relevantes para crear un perfil de consumidor, como pueden ser: edad, género, nivel de ingresos, estado civil, nivel de educación, entre otros.
  • Segmentación Psicográfica (A quién vender): Nos brinda información sobre las necesidades de nuestro consumidores para poder determinar, de manera psicológica, sus gustos y preferencias.  Existen diferentes estudios Cualitativos y Cuantitativos que son una herramienta indispensable para conocer a profundidad estos factores.

 

  • Segmentación por estilo de vida (Cómo vender): Son resultado de las elecciones de vida que hacen los consumidores y que determinan su comportamiento, actitudes y valores, mismos que ocasionan sus hábitos de compra.  Estos factores van muy de la mano con la Segmentación Psicográfica.

Fuente: www.cruisemarketwatch.com

Al target lo que pida

Segmentar al consumidor ofrece al mercadólogo la posibilidad de enfocar su estrategia de mercadotecnia, y así, asegurar los resultados de negocio; sin embargo, vale la pena no dejar nunca de preguntarse: ¿Qué tanto debemos segmentar la comunicación hacia el consumidor?

Crear mensajes con demasiadas opciones puede desatar confusión en la comunicación hacia nuestro target, y hacernos caer en la tentación de echar a andar un sin fin de estrategias above y below the line, que podrían dar como resultado, que el consumidor se decida por otro producto de nuestra competencia, por su sencillez y claridad en lo que ofrece.

Rate this article: 
No votes yet