¿Economias digitales?

The Fletcher School de Tufts University en asociación con Mastercard, dieron a conocer el Índice de Evolución Digital 2017. Esta investigación integral hace seguimiento al progreso que han hecho los países en el desarrollo de sus economías digitales y en la integración de la conectividad a la vida de miles de millones de personas.

 

La investigación identifica a Singapur, el Reino Unido, Nueva Zelanda, a los Emiratos Árabes Unidos, Estonia, Hong Kong, Japón e Israel como las élites digitales, caracterizados por los altos niveles de desarrollo digital y la tasa rápida de evolución digital. Con el ímpetu y la innovación de su lado, estos mercados ejemplifican el punto óptimo de avance y crecimiento futuro.

 

Con casi la mitad de la población mundial en línea, la investigación localiza el avance tecnológico en 60 países, demostrando su competitividad y potencial de mercado para el futuro crecimiento económico digital. El Índice mide cuatro motores clave y 170 indicadores únicos para representar gráficamente el curso de cada país:

 

·         Oferta (o acceso a internet e infraestructura)

·         Demanda de tecnologías digitales por los consumidores

·         Ambiente institucional (políticas gubernamentales/leyes y recursos)

·         Innovación (inversiones en I&D y start-ups digitales, etc.)

 

Las empresas, los gobiernos y la sociedad civil están trabajando para poner a todos en línea, al tiempo que también garantizan la seguridad de la infraestructura digital. El informe presenta una forma para evaluar la “confianza” digital, así como el estado y ritmo de la evolución digital con ejemplos del mundo, dándoles a los países la oportunidad de aprender los unos de los otros para fomentar su avance.

“La adopción, la calidad de la infraestructura digital y de las instituciones, así como la innovación forman colectivamente la competitividad digital de un país, pero los gobiernos también tienen un rol clave. El informe también determinó que la confianza de los consumidores en las tecnologías digitales se correlaciona con la competitividad digital”, señaló Bhaskar Chakravorti, decano asociado Senior de International Business & Finance de The Fletcher School de Tufts University, y director ejecutivo fundador de Fletcher’s Institute for Business in the Global Context.

Los hallazgos

Según sus puntuaciones de evolución digital global, Noruega, Suecia, Suiza, Dinamarca, Finlandia, Singapur, Corea del Sur, el Reino Unido, Hong Kong, y Estados Unidos conforman la lista de las principales diez economías digitales avanzadas, pero dado el actual ritmo de innovación y cambio, ser una economía digital avanzada hoy en día no garantiza el estatus de mañana. Cuán abiertos y compresivos sean ante la innovación ayudará a determinar su potencial de crecimiento futuro. 

Combinando el ritmo y el estado del avance digital, la investigación clasificó los mercados en cuatro categorías distintas:

    Stand Out (Destacados) – Singapur, Reino Unido, Nueva Zelanda, Emiratos Árabes Unidos, Estonia, Hong Kong, Japón, e Israel demuestran altos niveles de desarrollo digital mientras siguen a la cabeza de la innovación y el nuevo crecimiento.
    Stall Out (Estancados) - Muchos países desarrollados como en Europa Occidental, los países nórdicos, Australia y Corea del Sur tienen una historia de sólido crecimiento, pero su impulso se va reduciendo. Sin más innovaciones, corren el riesgo de quedar rezagados.
    Break Out (Emergentes) – Aunque tienen niveles absolutos relativamente bajos de avance digital, estos países van avanzando y están preparados para el crecimiento, además son atractivos para los inversionistas. China, Kenia, Rusia, La India, Malasia, Filipinas, Indonesia, Brasil, Colombia, Chile y México presentan un potencial en surgimiento.
    De cuidado (Atención) – Países como Sudáfrica, Perú, Egipto, Grecia y Pakistán se enfrentan a importantes desafíos, constreñidos por los bajos niveles de avance digital y por un ritmo lento de crecimiento.

“Todos sabemos que la tecnología puede hacer más para mejorar las economías y hacer de nuestras vidas algo mejor, pero solo se puede lograr el crecimiento si todos tienen confianza en el ecosistema en desarrollo”, indicó Ajay Bhalla, presidente Global de Riesgo y Seguridad Empresarial de Mastercard. “En nuestra búsqueda de un mundo verdaderamente conectado, la confianza y la seguridad son críticos para un desarrollo digital exitoso”.

Lo nuevo este año: El factor confianza

Hasta la fecha, la confianza digital ha demostrado ser algo difícil de entender, sin mencionar su medición, pero sigue siendo una piedra angular de la economía digital global. Como un nuevo elemento de este informe 2017, el equipo de investigación de The Fletcher School analizó 42 de los 60 países del Índice con respecto a cuatro dimensiones clave: comportamiento, actitudes, ambiente, y experiencia, a fin de entender el estado de la confianza digital. Algunos de los hallazgos son:

    China, Suiza, Singapur, y los países nórdicos tienen buenas puntuaciones en las diferentes métricas, pero por motivos ampliamente diferentes.
    El consumidor chino es un caso aparte cuando se trata de demostrar el comportamiento de un usuario paciente ante temas como velocidad lenta de internet.
    Los estados de Europa Occidental y Europa del Norte lideran las puntuaciones de experiencia y ambiente de confianza digital, lo que refleja inversiones en sólidas medidas de seguridad, privacidad y responsabilidad.
    En general, la investigación muestra que en aquellos países en los que la puntuación del empuje fue mayor, los consumidores fueron más tolerantes a la fricción en sus interacciones y transacciones digitales diarias, lo que sugiere que el ímpetu puede ser un factor vital para entender el comportamiento y la confianza de los consumidores.

Además, los gobiernos y las empresas son considerados garantes de la confianza, y tienen la tarea de facilitar la confianza entre sus ciudadanos y consumidores. Los hallazgos demuestran que la confianza es crítica para la competitividad digital, y que los países solo pueden llegar hasta allí sin ella.

 

Implicaciones: Cómo pueden ganar los países

En el resumen encontrará más información y casos de estudio específicos de los países, incluyendo:

·         Usar la política pública como clave para el éxito de la economía digital: Esto tiene implicaciones que van desde las negociaciones del Brexit hasta cómo La India empuja a su sociedad hacia un futuro de “menos efectivo”, hasta la competencia entre Estados Unidos y China por el dominio económico.

·          Identificar lo que promueve el interés digital: Las economías desarrolladas y en desarrollo deben enfatizar las diferentes maneras para estimular el crecimiento: innovaciones e instituciones, respectivamente.

    Arrancar el crecimiento de un país pequeño involucrando al gobierno: Pueden crecer rápidamente como adoptantes tempranos ensamblando los ecosistemas correctos.
    Reinventar los incondicionales digitales: Los países más avanzados digitalmente pueden usar su escala y conexiones existentes en el mundo para reinventarse.
    Jugar a ponerse al día con lo digital, cerrando la brecha del internet móvil: Los países menos avanzados digitalmente deberán priorizar el creciente acceso a internet a través de los teléfonos móviles.
    Trabajar más duro para ganarse la confianza de los usuarios: A medida que las naciones se hacen más evolucionadas digitalmente y se reduce el interés, los proveedores de tecnología y los legisladores quizá tengan que priorizar la creación de confianza para continuar el crecimiento.

Rate this article: 
No votes yet