Frutos de Vida, otra opción de jugos

La marca de jugos Frutos de Vida comparte en su blog, noticias e información para romper mitos sobre el consumo de jugos enlatados o envasados, ya que en el mercado existen muchos de éstos que tienen azúcar añadida y conservadores, que están hechos a base de concentrados, y/o que son saborizados artificialmente.

Los jugos de frutas son nutritivos y saludables, pero en el caso de los niños se debe mantener siempre la moderación, por lo que la Academia Americana de Pediatría recomienda las siguientes porciones:

    Niños menores de 12 meses: es mejor no darles jugos de frutas ya que el primer año de vida es crucial en el desarrollo de los niños, y la Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y complementaria los siguientes.

    Niños entre 1 y 3 años: 4 onzas al día es ideal (esto equivale a media taza).

    Niños entre 4 y 6 años: entre 4 y 6 onzas al día.

    Niños de 7 años en adelante: 8 onzas al día (equivale a una taza).

El mejor momento para que los niños beban jugos de frutas es en la primera mitad del día, junto al desayuno o a media mañana.

Frutos de Vida recomienda los siguientes jugos para niños y niñas a partir de los 6 años:

- El jugo de naranja, que es el clásico para acompañar en el desayuno, por su alto contenido de Vitamina C, funciona para fortalecer el sistema inmune. Y si aparte se agrega un poco de jugo de mango, se obtendrá una combinación de Vitamina A y mucho hierro.

- Para  ayudar a que el sistema digestivo se mantenga saludable, el jugo de zarzamora y manzana es el más recomendado; por otra parte el jugo de manzana solo también cumple con la misma función y es el favorito de muchos niños.

- El jugo de naranja, apio y nopal ayuda al desarrollo de los huesos por su alto contenido de calcio.

Según estudios de la UNICEF, México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, por lo que es de suma importancia que los padres de familia revisen el contenido en las etiquetas de los alimentos para asegurarse que no contengan sustancias nocivas para la salud de los niños y prevenir que se convierta en un problema para su salud.

Rate this article: 
No votes yet