Big Data: el gran reto de la salud en México

El Big Data es un recurso que ya revoluciona al sector salud en países más desarrollados; sin embargo, en México queda mucho por hacer para estandarizar procesos, unificar criterios y construir una estructura robusta de información digital que transforme la manera de proveer servicios de salud a la población. Esa fue una de las conclusiones a la que llegaron los participantes del panel titulado Aprovechamiento del Big Data en la salud, dentro del Mexico Health Summit 2017 que celebró su tercera edición en el Hotel Sheraton María Isabel de la Ciudad de México.

Antonio Carrasco, CEO de PLM, resumió el reto del Big Data con la fórmula de las cuatro V: variedad en los datos, velocidad en su acceso, veracidad en su levantamiento y un buen volumen de información. “El 80% de la información en PDF no se puede leer. Se necesita que toda la información esté disponible, y ésta debe estar en línea y ser veraz”, añadió Carrasco.
Hospitales, médicos consultorios privados, farmacias, y sobre todo entidades públicas generan una gran cantidad de información sobre los pacientes y sus condiciones, y ese es un recurso que debe ser aprovechado por todos. El panel fue moderado por Ignacio García-Tellez, Director of Health de KPMG México, quien destacó que lo más importante es el paciente. El mayor riesgo, explicó, es la vulnerabilidad de la información.

Peter Kroll, CEO de Everis destacó la necesidad de analizar grandes cantidades de datos que ahora están dispersos pues sólo así se podrán sacar conclusiones a través de una capa analítica. “Si se generan los estándares para que se comuniquen todas las máquinas y hay interoperación, el Big Data se da”.

Las farmacias tienen más de 30,000 puntos de venta que pueden ser aprovechados, aseguró por su parte Marcos Pascual, Commercial Director at ANAFARMEX, quien destacó que esta tendencia es parte de la cuarta revolución industrial.

En el panel titulado Cómo hacer de México un centro de desarrollo de investigación clínica, trascendió que el sector requiere de profesionalización y un marco legal que incentive la innovación.
Arturo Rodríguez, CEO de ACROM, afirmó que los procesos legales deben ser en blanco y negro. Ahora, señaló, el 80% de la investigación es privada, mientras que el 20% es pública.

En opinión de Karen Hahn, Director of Clinical Operations de ICON, los hospitales públicos son como la Caja de Pandora: “Queremos abrirlos, pero da miedo cuando vemos lo que hay adentro”, dijo.
En el panel titulado Sistema nervioso central, problemas de una población que envejece, trascendió que “nadie puede con el paquete completo”, pues la atención a los pacientes de la tercera edad representa un reto cada vez más complejo no sólo para las autoridades o empresas del sector, sino también para las familias y la sociedad en su conjunto.

Rate this article: 
No votes yet