La evolución de Galaxy Note

2011 fue el año en el que se presenció el inicio de una familia de productos de la firma surcoreana Samsung, pues en aquel entonces lanzó al mercado uno de sus teléfonos inteligentes más potentes: El Samsung Galaxy Note. Su diseño resultaba innovador para la época, con una delgadez notable y una pantalla de 5.3 pulgadas, es decir, de mayor tamaño al estándar en ese momento. Para poner en contexto, otro de los dispositivos insignia de la compañía, el Galaxy S2 -contemporáneo del primer Note-, tenía una pantalla de 4.3 pulgadas, mientras que otro de los dispositivos de élite de aquel momento era el iPhone 4s de Apple, cuyo panel era de 3.5 pulgadas.

Con el primer Note, se demostraba el interés de la compañía por satisfacer necesidades específicas de un perfil de usuario, como lo es la productividad y la facilidad de desempeñar otro tipo de tareas que el resto de dispositivos no podrían hacer. Retomando prestaciones de las primeras Palm's e iPack surgidas en la primera década del nuevo milenio, el Samsung Galaxy Note incorporaba un lápiz óptico inteligente, por medio del cual podía realizarse trazos, recortes y apuntes, pero con una precisión ampliamente mejorable.

 Para las ediciones posteriores de este dispositivo, las especificaciones técnicas ayudaron a robustecerlo en cuanto a funciones y posibilidades de uso. La pantalla creció de las 5.3 a las 5.5 pulgadas, mejoró su tecnologia, capacidad de la cámara fotográfica, velocidad del procesador y la precisión del S pen, es decir, el lápiz óptico.

Así se vivieron 4 generaciones de constantes mejoras de este phablet, hasta llegar a un complejo momento en el 4Q de 2016, periodo en el que el recién presentado Galaxy Note 7 se volvió en una noticia que le dio la vuelta al mundo por tener fallas de fábrica que provocaban que el dispositivo explotara. Diversas personas fueron afectadas por este producto, e incluso, se prohibió a viajeros viajar con este equipo en aeronaves.

Múltiples incidentes generados por este equipo se presentaron en diversas partes del mundo y la compañía tomó la determinación de retirarlo del mercado, atender y subsanar los casos de los afectados, y ofrecer el intercambio de este dispositivo por el otro smartphone de gama alta de la marca, el Samsug S7 Edge, como medida de responsabilidad con sus consumidores.

Desde entonces, los consumidores y fanáticos de este serie de teléfonos inteligentes esperaban con ansias al nuevo phablet con el que Samsung los sorprendería y ayudara a todos a olvidar lo ocurrido con el antecesor del equipo preentado semanas atrás en Nueva York: el Galaxy Note 8.

Ampliamente conocidas son las especificaciones del Galaxy Note 8, pero vale la pena retomarlas, junto con las de sus antecesores en la siguiente infografía.

Rate this article: 
No votes yet