¿Qué deben hacer las PyMES y grandes empresas para no quebrar ante un desastre natural?

Según Iron Mountain, empresa especializada en servicios de almacenamiento y gestión de información, muchas compañías tienen información valiosa dentro de sus instalaciones, pero no cuentan con la infraestructura para hacer frente a fenómenos naturales cómo los recientes huracanes y sismos.

En tiempos actuales, y a sabiendas que el clima es incontrolable, las empresas están obligadas a apostar por la industria del resguardo, pues los beneficios de contratar a una agencia especializada que ponga en orden documento por documento a partir de estratégicos e innovadores estándares de seguridad son extensos.

De acuerdo con Guillermo Guerra, director general de Iron Mountain, esto se convierte hoy en día en una necesidad que está transformando la forma tradicional de archivar la documentación que se acumula por cientos en el día a día en cualquier ámbito laboral.

 “En este tema, la tecnología se pone al servicio del usuario y surgen nuevas alternativas que brindan soluciones eficaces que permiten no solamente hacer el trabajo más fácil, sino que mantienen la completa confiabilidad y seguridad de la información de una empresa, ahorrando costos”, indicó.

En México, algunas empresas rentan una bodega o tienen los activos dentro de sus instalaciones, pero no cuentan con la infraestructura para hacer frente a desastres naturales como los huracanes Irma, José y Katia y el reciente sismo en México.

Para proteger información valiosa es necesario tener un Plan de Prevención y Recuperación de información y datos, que incluya el resguardo en bóvedas diseñadas para ello; con altos estándares de seguridad, herramientas de análisis, cajas especiales y por supuesto sistemas contra incendios y otros problemas ambientales que ocurren sin previo aviso y que, por ende, toman por sorpresa a las empresas que no están preparadas para hacer frente a esta clase de fenómenos naturales.   

En este sentido, tanto las grandes empresas como las PyMES deben sensibilizarse y estar conscientes de los daños que pueden sufrir, debido a los fenómenos naturales, ya sean huracanes, sismos o anegaciones.

 “Urge fomentar la cultura del resguardo en México, puesto que las compañías no tienen el control del tiempo, pero sí pueden prevenir la quiebra de su negocio por la pérdida de información”, concluyó el director de Iron Mountain.

Rate this article: 
Average: 5 (2 votos)