El timbre toma un segundo aire gracias a Internet

TIMBREPor Bruno D'Alleva, director comercial de Ring para Latinoamérica

Para quienes vivimos en el mundo de la tecnología, es común escuchar las predicciones de los tecno-gurús, quienes en más de una ocasión han anunciado la muerte o desaparición de tal o cual dispositivo. El televisor, la computadora personal o los medios físicos de almacenamiento de datos han sido candidatos a ocupar una tumba en el cementerio ante la llegada de una nueva tecnología. Sin embargo, para muchos de ellos, la aparición y masificación del uso de Internet ha significado una verdadera bocanada de aire fresco que los mantiene tan vigentes como nunca.

Existen productos que han visto un renacer gracias a su incorporación al Internet de las Cosas y su “alianza” con otros aparatos tecnológicos, como los propios smartphones. Esto es evidente al hablar de los timbres caseros, sistemas que en su momento, al sustituir a las aldabas metálicas en las puertas, fueron innovadores y revolucionarios, pero que con el paso del tiempo dejaron incluso de ser utilizados, por parecer un método de contacto arcaico que no ofrecía la inmediatez de otros equipos o sistemas más avanzados.

Por ejemplo, en artículos recientes, publicados en el diario Wall Street Journal y el portal Mashable, se habla de la, practicamente nula, relación de la generación Millenial con el uso del timbre convencional. Los autores mencionan que los jóvenes prefieren usar sus smartphones para escribir un mensaje de texto y anunciar su llegada a casa del amigo. ¿Las razones? Desde el concepto del smartphone como una extensión del cuerpo, por lo que es natural comunicarse a través de su pantalla, o la “amenaza externa” que supone el sonido del timbre y el temor de dar la cara a la persona que toca a la puerta, hasta la incertidumbre provocada por no saber cuál de los timbres de un edificio de departamentos se debe tocar, sí la campanilla sonará o alguien los atenderá.   

Pero en el caso del timbre, hay una alianza entre los smartphones y el concepto IoT del Internet de las Cosas, con opciones innovadoras y muy atractivas para cualquier generación de personas. Lo que demuestra que lejos de morir, el tradicional timbre toma un segundo aire gracias a Internet de las Cosas, como es el caso del video timbre con video HD y conectado vía WIFI que permite atender la puerta desde tu smartphone, estés donde estés, y de esta manera observar cuando alguien toca a la puerta e interactuar con los visitantes a través de una aplicación especial, sin necesidad de abrir la puerta o siquiera estar presentes.

Invenciones como esta nos dan un claro panorama de cómo será el mundo conectado en un futuro no muy lejano, al tiempo que mantienen relevantes y a la vanguardia las comodidades que han permanecido cercanas a nosotros durante muchos años

Version Digital NEO

Descarga la revista