El smartphone casi perfecto de Sony

completo

 

2017 ha sido un año de diseños disruptivos y arriesgados en el terreno de los smartphones. Algunos de los fabricantes más importantes del sector se sumaron a la tendencia de generar dispositivos móviles de cuerpo compacto y una pantalla de grandes dimensiones, esto suprimiendo tanto como fuere posible el ancho de los marcos frontales del teléfono.

 

Aunque esta nueva característica agradó sobremanera entre los consumidores, varios fabricantes decidieron no integrarse a ella, entre ellos Sony, quien para su smartphone insignia de este año prefirió apostar por la originalidad, unicidad y la elegancia.

 

Diseño

 

Robusto, poco ergonómico y, a pesar de ello, sofisticado. ¿Cómo ha sido esto posible? Probablemente esta impresión que nos generó el nuevo Xperia XZ Premium se deba una mezcla de diversos factores que, en conjunto, dan una sensación positiva, pero que dista de la excelencia.

 

Por un lado la calidad de sus materiales de construcción brindan una sensación de estar ante un producto de lujo, pues está confeccionado a partir de un chasis de aluminio, acompañado de cristal en la cara frontal y trasera. Los acabados de los colores disponibles (negro, cromo, rosa y rojo) son brillantes y reflejan cual espejo el entorno. Lo negativo de este aspecto es que es un material muy propenso a ensuciarse con los dedos y a rayarse fácilmente.

 

Con respecto a su cuerpo, está compuesto de varias piezas (no unibody) y se distingue del resto por ser un equipo de amplias dimensiones (15.6 cm de alto x 7.7 cm de ancho y 7.9 mm de grosor), además de ser más pesado que el promedio, pues casi alcanza los 200 gramos (195 g g). Posee unos bordes planos, ángulos rectos y afilados, mismos que vuelven incómodo y difícil de manipular al dispositivo. También cuando se lleva en el bolsillo.

 

A pesar de que este XZ Premium es un equipo de gama alta, es importante mencionar que, dadas sus dimensiones y su escasa ergonomía, difícilmente podrá conquistar a la mayoría de usuarios, contrario al fenómeno que ocurre con otros gama alta del mercado que son considerablemente codiciados, esto lo atribuimos a su diseño y sus amplísimos marcos frontales, pues le privan de la belleza que consigue con los materiales de construcción.

 

En la cara frontal del XZ Premium se encuentra una pantalla 4K (cuatro veces FullHD) de 5.5 pulgadas y resolución de 806 ppp, un LED de notificaciones, antena NFC, cámara frontal de 13 megapixeles, doble altavoz frontal (uno en la parte superior y otro en la inferior) y sensores de proximidad, luminosidad.

 

lednfc

 

frontal sup

 

Fotografías: frontal superior

 

En la zona posterior del dispositivo se halla la cámara principal de 19 megapixeles con aperturaf/2.0, enfoque híbrido y predictivo, además de un flash y serigrafía de la firma.

 

camara

 

Fotografía: cámara, sensor de enfoque híbrido y flash

 

En el lateral derecho se ubica el botón de desbloqueo, que, a su vez, es un sensor de huella dactilar y funciona perfectamente, una cualidad que se le agradece a Sony, puesto que en sus primeros intentos, el sensor de huellas era un poco problemático.

 

botdesb

 

Fotografía: botón de desbloqueo/sensor de huella

 

Aunado a este, se hallan los botones de control de volumen y un botón dedicado para la cámara. Cabe mencionar que la ubicación de estos últimos botones no resulta del todo cómoda, pues se ubican muy arriba, lo cual dificulta acceder a ellos cuando se manipula el smartphone con una sola mano.

 

botcam

 

botvol

 

Fotografías: botón dedicado para la cámara y control de volumen

 

El lateral izquierdo ha sido reservado para colocar en él la ranura para tarjeta microSD y nano SIM. Por primera vez en mucho tiempo, estos accesos gestionan de manera independiente a cada tarjeta, pues recordemos que en diseños anteriores, la misma ranura contenía ambas tarjetas y era dificultoso cambiar una tarjeta de memoria sin sacar el SIM y viceversa.

 

latiz

 

Fotografía: Lateral izquierdo

 

Finalmente, el canto superior ha sido destinado para un micrófono secundario y el puerto de 3.5 milímetros, mientras que en el inferior está un puerto USB tipo C. En Sony tampoco se ha esfumado el jack de audio como en otros fabricantes (HTC, Moto o Apple)

 

superior

 

inferior

 

Fotografías: (1) canto superior e (2) inferior

 

Rendimiento a la altura del estándar de la gama alta

 

El chipset con el que corre este XZ Premium es la versión más potente de Qualcomm disponible por ahora: el Snapdragon 835, con el cual se encuentran equipados los mejores smartphones de 2017. Aunado a este poderoso procesador, se halla una memoria RAM de 4 GB y una capacidad de almacenamiento de 64 GB, expandibles a 256 GB con microSD.

 

componentes

 

Fotografía: componentes XZ Premium

 

La rapidez de este dispositivo se nota desde el primer momento de uso, pues permite al usuario gestionar su información y archivos sin ningún inconveniente de retraso o lag, pese a que Sony tiene preinstalada una capa de personalización (poco intrusiva, vale la pena mencionar). La multitarea (uso múltiple de diversas apps de manera simultánea) no será causante de dolores de cabeza, pues puede con todas las exigencias que se le presenten.

 

A pesar del notable comportamiento que tiene este dispositivo, le aqueja un problema que ha crecido con Sony a lo largo de su historia en las familias Z y XZ, y es que parece que no han sabido lidiar con el sobrecalentamiento de sus dispositivos, pues en un lapso breve de uso continuo (aprox. 15 minutos), comienza a sobrecalentarse el equipo en la parte trasera, afectando negativamente la experiencia de usuario.

 

Altibajos en la experiencia multimedia

 

Este smartphone de Sony ofrece un comportamiento verdaderamente exquisito en cuanto a la reproducción de contenido audiovisual, pues gracias a la calidad de su pantalla se puede vivir una experiencia de consumo única. Su tecnología HDR logra contrastes sumamente agradables a la vista y poseen un realismo que pocas veces se ha visto en pantallas de dispositivos móviles. De manera personal, confieso que pude mirar decenas de videos y películas en resolución 4K y mi experiencia fue increíble. No he encontrado otro panel que ofrezca esta calidad de colores y contrastes todavía.

 

No obstante, la experiencia multimedia queda incompleta por otro factor del que adolece este dispositivo, pues aunque incorpore un doble altavoz frontal, la intensidad de volumen de estos es pobre y está lejos de pertenecer al segmento de la gama alta. Incluso está por debajo del volumen de sonido que ofrece su hermano menor el XZs, a pesar de que la firma aseguraba que había aumentado la intensidad con la que sonarían los altavoces. Cabe aclarar que se puede mitigar este problema con el uso de audífonos, mejor aún si estos son compatibles con Hi-Res, ya que también soporta este formato de audio sin compresión.

 

Cámara

 

En el pasado vimos esfuerzos de Sony por fabricar dispositivos con sensores capaces de obtener gran cantidad de información. Los vimos pasar de los 13 a los 20.7 megapixeles y después hacia los 23, pero parece que la contienda por lograr mayor número de pixeles ha terminado. Para esta versión, la firma japonesa ha optado por integrar una cámara con apertura f/2.0 y 19 MP. Los resultados que brinda este sensor son impresionantes, más aún cuando las capturas se hacen en entornos con mucha iluminación, aunque también en fotografía nocturna se obtienen buenos resultados. 

 

fotofia

 

fotnoc

 

Fotografías: pruebas de cámara con luz de día y foto nocturna

 

La parte no tan positiva con este dispositivo reside en la aplicación de la cámara, la cual es muy limitada en funciones y es prácticamente la misma de hace cuatro años cuando lanzaron el primer smartphone de la serie Z. En ella se pueden modificar variables como la escena, compensación de exposición, el balance de blancos, y el enfoque, además permite capturas panorámicas y creativas por medio de realidad aumentada, sin embargo, la manera de acceder a ellas es rebuscada. Con más ajustes y una mejor interfaz podría solucionarse esta problemática.

 

Además de la captura de fotografías, el XZ Premium destaca por su calidad en la grabación de video, algo a lo que ya nos ha acostumbrado Sony al incluir estabilización a partir de cinco ejes, con lo cual se consiguen videos más fluidos y sin trepidación. Asimismo permite grabar en resolución 4K y añade una nueva función: captura de video en Super Slow Motion (960 cuadros por segundo).

 

Sony ha hecho de esta cualidad un diferenciador de su dispositivo frente a la competencia, no obstante, a nuestro juicio, carece de uso más allá de puro entretenimiento, pues por ahora no es un modo de captura optimizado para diferentes circunstancias y es poco amigable con el usuario. Esta misma función ya la habíamos conocido en el XZs e hicimos una valoración muy similar.

 

Pese a que los resultados fotográficos no los mejores del mercado, es digno de reconocer los esfuerzos de Sony con este nuevo sensor, pues ha mejorado notablemente sus fotografías, pudiendo colocarlo entre las mejores cámaras de los dispositivos de reciente lanzamiento comercializados en México, solo por debajo de los Galaxy S8 y Note8, HTC U11 y iPhone X, 8 y 8 Plus.

 

Batería

 

Las especificaciones del dispositivo indican que la autonomía del XZ Premium es de 3290 miliamperios, lo cual nos hacía pensar que iba a quedarse corta y ofrecería un bajo desempeño, considerando el tamaño y la calidad de su pantalla, no obstante, nos sorprendió gratamente al darnos cuenta de que pese a exigirlo con juegos, captura de vídeo y consumo de música y video online, el smartphone rindió hasta el final del día sin necesidad de cargarlo por la tarde.

 

Aunado a este ejemplar rendimiento, el XZ Premium cuenta con la posibilidad de cargarlo con carga rápida, consiguiendo hasta 40-50% de la batería en 30 minutos.

 

Por otro lado, cabe destacar que Sony lleva tiempo incorporando una tecnología llamada Qnovo que permite conservar la vida útil de la batería, a través de una carga inteligente. Esta funciona a partir de un monitoreo de los horarios en los que el usuario pone a cargar el celular y cuánto tiempo después de enchufarlo comienza a usarlo. Por ejemplo, si acostumbras a dejar cargando tu smartphone por las noches, Qnovo hará que tu teléfono cargue constantemente desde que lo conectas hasta llegar al 90%, después limitará el paso de la corriente, es decir, dejará de cargarlo, y volverá a operar poco tiempo antes de que despiertes (lo sabrá por tu alarma), para que al abrir los ojos lo encuentres con la batería totalmente cargada.

 

Esta función es benéfica, ya que el dejar cargando el dispositivo por largos periodos afecta en el rendimiento de la batería.

 

Valoraciones finales

 

Este año Sony ha conseguido fabricar su mejor smartphone hasta ahora. Lo ha dotado de las mejores especificaciones posibles y el “apellido” Premium está totalmente justificado, debido a sus materiales, rendimiento y especificaciones técnicas. Sin embargo, esta joya de la firma japonesa adolece de un diseño igual de innovador que su software y hardware.

 

La compra de este dispositivo es un acierto por donde sea que se le mire, sin embargo, sería un error decir que es la mejor opción disponible en el mercado, ya que ahora mismo compite con otros teléfonos inteligentes que en algunos aspectos lo superan o son más eficientes.

 

Al igual que en la versión XZs uno de los principales distintivos mencionados por la compañía es la posibilidad de grabar en Super Slow Motion, pero actualmente no ofrece resultados sobresalientes ni puede ser el motivo de compra de este smartphone. Hay mucho que mejorar en este campo.

 

El XZ Premium es un telefonazo, pero aún no es perfecto y estamos en todo nuestro derecho de exigirle más a Sony, pues a lo largo de su historia se ha distinguido por ofrecer los mejores productos del mercado en sus diferentes áreas.

 

Por último, te invitamos a revisar la siguiente galería de fotografías capturadas con el smartphone insignia de Sony.

Version Digital NEO