Beneficios del deporte en una campaña de responsabilidad social

Deporte

La enseñanza de valores como el trabajo en equipo, la responsabilidad y la disciplina; la promoción la actividad física para mejorar la salud y reducir el riesgo de enfermedades, así como la posibilidad de reunir a individuos y comunidades son algunos de los beneficios que el deporte añade a una campaña de responsabilidad social.

En el informe "Deporte para el desarrollo en América Latina y el Caribe", elaborado por la UNICEF, se explica que la actividad deportiva contribuye a mejorar la salud física y mental de quien la practica, además de que por medio del deporte se aprenden lecciones importantes sobre respeto, liderazgo, cooperación e igualdad.

"De bajo costo, universalmente comprendido y políticamente neutral, el deporte en todas sus formas puede ser una forma poderosa de promover la paz y el desarrollo", se explica en el informe.

La relación entre deporte y responsabilidad social ha estado presente en la campaña de muchas marcas y se ha dado de diversas maneras. Algunas ocasiones, equipos o instituciones deportivas se suman a una causa; en otras, las marcas promueven una campaña por medio de actividades físicas.

Este último es el caso de Bimbo, empresa que lleva a cabo "Futbolito Bimbo", un torneo infantil para promover valores como el respeto y la disciplina desde la infancia. La competición se realiza a lo largo del país y está dirigida a niños entre 11 y 12 quienes se inscriben en representación de su escuela. En 2017, el torneo tuvo la participación de 48,183 niños, y para la edición 2018 se espera atraer a 75,000 participantes. 

El auge de las campañas deportivas se basa en la capacidad que estas tienen para llamar la atención de las personas, pues, como declaró Irina Bokova (exdirectora general de la UNESCO), el deporte es "una pasión compartida por hombres y mujeres alrededor del mundo, es una fuerza para el bienestar físico y el empoderamiento social". 

Version Digital NEO

Edicion 230