Hombre-Máquina, motor de la nueva fuerza laboral

Hombre-Máquina, motor de la nueva fuerza laboral

 

En el contexto del World Economic Forum que se desarrolla en Davos, un estudio señala que al menos que los CEO’s tomen acciones inmediatas para transformar su fuerza de trabajo y preparar a su gente para trabajar con tecnologías inteligentes, las empresas se arriesgan a perder grandes oportunidades de crecimiento.

 

El reporte titulado “Reelaborando la Revolución” publicado por Accenture, dio a conocer que si los negocios invierten en Inteligencia Artificial (IA) y colaboración humano-máquina, podrían incrementar ingresos por hasta un 38% para 2022 y aumentar el nivel de empleo en un 10%. Para la empresa promedio que forma parte del índice S&P500, que concentra a las empresas más valiosas del mercado, esto equivale a ingresos de US$7.500 millardos y un incremento de rentabilidad de hasta US$880 millones.

 

Líderes y empleados son optimistas sobre el impacto potencial de la IA sobre el desempeño del negocio y las experiencias laborales. Según el estudio, 72% de los 1,200 ejecutivos senior encuestados afirman que la tecnología inteligente será crítica para que su organización se diferencie en el mercado, y el 61% cree que la cantidad de roles que requieren colaboración con IA se incrementará en los siguientes tres años. Por otro lado, el 69% de los 14 mil empleados encuestados dijeron que es importante desarrollar habilidades para trabajar con máquinas inteligentes.

 

Aun así, la falta de alineación entre la adopción de IA por parte de los empleados y el esfuerzo de los empleadores por capacitarlos pone en riesgo este crecimiento potencial. Mientras que el 54% de los líderes de negocios dicen que la colaboración humano-máquina es importante para sus prioridades estratégicas, solamente 3% dicen que su organización planea incrementar significativamente sus inversiones en capacitar a sus empleados en los siguientes tres años.

 

“Para obtener una mayor tasa de crecimiento en la era de la IA, las empresas necesitan invertir más en enseñar a su gente a trabajar con máquinas de nuevas maneras,” dice Luiz Ferezin, presidente de Accenture México. “Cada vez más, los negocios serán medidos por su compromiso a lo que nos gusta llamar Inteligencia Aplicada, es decir, la habilidad de implementar tecnología inteligente y al mismo tiempo aprovechar talento humano en todos los ámbitos de su negocio, para asegurar este crecimiento”.

 

La investigación sugiere que hay una fuerte base sobre la cual se pueden desarrollar inversiones en esta materia, 63% de los ejecutivos seniors encuestados piensan que su empresa generará ganancias de empleo netos en los siguientes tres años a través de la Inteligencia Artificial. Mientras tanto, el 62% de los empleados creen que la IA tendrá un impacto positivo en su trabajo.

 

El reporte también demuestra cómo algunos pioneros ya están aprovechando la colaboración humano-máquina no solamente para mejorar la eficiencia de una organización, también para impulsar crecimiento a través de experiencias de servicio para nuevos clientes. Por ejemplo, una empresa de ropa aprovecha la IA para ayudar a sus estilistas a aprender más sobre las preferencias de los clientes y ofrecer un servicio único y personalizado. De la misma manera, una marca de zapatos deportivos alcanzó un nuevo nivel en el área de personalización y velocidad en el mercado, al alinear sastres de alta habilidad e ingenieros de procesos con robots inteligentes para diseñar y fabricar en mercados locales.

 

“Los líderes de negocios deben tomar pasos inmediatos para llevar su fuerza laboral a un mundo totalmente nuevo, donde la calidad y el talento humano se encuentra con la inteligencia tecnológica para descubrir nuevas formas de crecimiento,” explica Juan Pablo Llamas, Managing Director de Analytics y Big Data en Accenture México. “El talento humano y la inteligencia artificial se integrarán de manera continua y en tiempo real, lo cual exigirá acelerar procesos de capacitación continua, para reinventar nuevas capacidades en la medida en que la dinámica hombre-máquina reinventa la fuerza laboral del futuro inmediato. Sin duda un gran desafío para un talento que busca una permanente reinvención”.

 

Finalmente, para ayudar a líderes a formar la fuerza laboral del futuro en la era de la IA, el estudio realizado por Accenture da las siguientes recomendaciones:

 

  1. Re imaginar el trabajo: Es necesario que al hacer una reestructuración tan importante, se evalúen responsabilidades, no trabajos; luego se asignen estas responsabilidades a máquinas y personas, balanceando la necesidad de automatizar procesos y elevar las capacidades del talento humano. El 46% de los líderes de negocios están de acuerdo en que las descripciones laborales ya son obsoletas, y 29% dicen que han rediseñado los trabajos extensivamente.

 

  1. Mejora las ‘nuevas habilitaciones’: Es necesario medir el nivel de habilidades y la disposición por aprender sobre IA de la fuerza de trabajo. Usando plataformas digitales, se pueden dirigir a diferentes segmentos de la fuerza laboral y personalizarlos para mejorar la adopción de nuevas habilidades. Accenture desarrolló un nuevo marco de referencia de ‘nueva habilidad’ basado en una progresión de nivel habilidoso y usando una variedad de métodos de aprendizaje digital que maximiza inversiones de entrenamiento a velocidad y a escala.

Version Digital NEO

Edicion 229