Gamers: nuevas víctimas de los ciberdelincuentes

gamingciberdelincuentes

Los juegos en línea se han convertido rápidamente en una industria enormemente lucrativa, pues ya no solo se limita a la venta de consolas o videojuegos, sino que ahora involucra compras dentro de las tiendas de los fabricantes, o bien, compras in-game, también llamadas "compras recurrentes del jugador" o "microtransacciones", que se ven reflejadas en beneficios como acceso a pases de temporada, monedas virtuales, packs con mejoras de armas, habilidades, skins exclusivos, etc.

De hecho, Ubisoft, la desarrolladora de videojuegos propietaria de las franquicias Assassin's Creed, Rayman, Watchdogs, entre otras, reportó en XI/2017 que sus ingresos por ventas digitales aumentaron 69% con respecto al mismo periodo del año pasado (342,6 millones de dólares). De esta cifra, 51 % (175 millones) fueron por los gastos recurrentes.

Este panorama propicia que no solo los fabricantes y desarrolladores encuentren un campo de crecimiento en la industria, sino también los delincuentes cibernéticos, y es que según HP, al 1T de 2017, en México el mercado del gaming representa poco más de 24,777 millones de pesos.

A esto debe añadirse que se estima que el público global de gamers —liderado por plataformas en línea como Steam, PlayStation Network y Xbox Live— actualmente se encuentre entre 2.2 billones y 2.6 billones y aún continúa creciendo. 

¿Qué daños pueden provocar los hackers a los gamers? Entre otras afectaciones, los delincuentes cibernéticos pueden interrumpir las operaciones y jugabilidad en línea, obtener acceso a datos como contraseñas e información de tarjetas bancarias, el perfil de los jugadores (mismo que pueden revender en el mercado negro), robar sus datos personales, productos comprados, dinero electrónico, entre otros.

Además, como muchos perfiles en línea hoy están vinculados, las víctimas pueden fácilmente perder acceso a varias cuentas y generar el riesgo de ser extorsionados para recuperar los accesos a sus cuentas.

"Con un tesoro de información personal ahora disponible en línea, los ciberdelincuentes cuentan con más oportunidades que nunca de tener en sus manos los datos privados de los usuarios, datos que luego pueden vender en el mercado negro digital", comentó Andrei Mochola, director de Consumer Business, en Kaspersky Lab.

Version Digital NEO

Edicion 229