5 habilidades laborales atractivas en el 2018

 

Las cinco habilidades laborales atractivas en el 2018

Para la elección de profesionales, las compañías siempre buscan una serie de cualidades personales básicas para contratar el talento. Este año, movido por el Internet de las Cosas y el dinamismo con el que la tecnología se ha impregnado en todas las áreas, en la agenda de los empleadores y empresas hay ciertas habilidades que los profesionales deben tener y ocupan el primer lugar para que puedan ser contratados durante este año.

Capacidades que se suman a las de anticipación, adaptación, y saber trabajar en equipo, en un entorno de inevitables cambios que seguirán surgiendo en todas las industrias. Y que incluso pondrán a los profesionales en el siguiente nivel en su carrera profesional.

El grupo de reclutamiento profesional para puestos de mando medio y alta gerencia de origen inglés, Hays, da a conocer cuáles son estas ‘sútiles’ habilidades o que los candidatos deben tener y que son de gran importancia para los empleadores en el mercado laboral.

Dado que la tecnología está evolucionando a una velocidad sin precedentes y los nuevos modelos de negocio están impregnando en las diferentes industrias todos los días. Como resultado, los empleadores a nivel global reconocen el papel clave que las habilidades de los empleados deben tener, para que sus organizaciones maximicen estos cambios y logren destacar frente a su competencia en un futuro próximo.

En opinión de la reclutadora de profesionales Hays, las siguientes habilidades son de vital importancia para los empleadores en el 2018:

1) Inteligencia cultural: Hoy en día, la mayoría de los empleadores tendrán, o planean tener, algún tipo de alcance internacional; ya sea un cliente en el extranjero, un trabajador remoto, o empleados y clientes distribuidos por todo el mundo.

Muchas empresas multinacionales ofrecen cada vez más a sus empleados la posibilidad de trasladarse al extranjero. Por ello, una prioridad clave para los líderes empresariales es que sus empleados actuales y futuros puedan establecer una relación con colegas y clientes internacionales, una capacidad que solo puede provenir de ser culturalmente sensible.

Y si viajar y trabajar en el extranjero es una opción viable, es recomendable tener una amplia inteligencia cultural. Para ello, el dominio de un nuevo idioma es de suma importancia, incluso si se trata de un nivel básico.

Otro consejo muy útil, es ampliar los tipos de libros y periódicos que se leen, las películas que se miran, las personas con las que se habla, etc., con esto puedes abrir tu mente a nuevas culturas y perspectivas. Hagas lo que hagas, en última instancia, necesitas "globalizarte" en un intento de impulsar tu inteligencia cultural en 2018.

2) Curiosidad: Los empleadores buscan cada vez más colaboradores que hagan todos los esfuerzos posibles por mantenerse curiosos, buscando constantemente conocer las tendencias emergentes en su industria y el papel que la tecnología debe desempeñar en las diferentes áreas de negocio.

3) Atención al cliente: Lo anterior se relaciona con la habilidad de contar con un fuerte enfoque hacia el cliente, sin importar cuál sea tu rol. Los comportamientos y las expectativas del cliente cambiarán de acuerdo con lo que ofrecen - tanto la última tecnología - como la mayoría de los competidores innovadores, y los empleados más valiosos estarán atentos a estas tendencias, sugiriendo formas en que una empresa puede adaptarse y competir.

4) Voluntad de aprender: De acuerdo con el último post en su blog de Influencer en Linkedin, Alistair Cox, CEO de Hays, aconseja a los candidatos en este mundo dinámico, la voluntad de aprender y adaptarse, que nunca antes había sido tan importante como ahora.

Alistair aconseja a los candidatos que deben "tapar cualquier brecha en su conocimiento, estando al tanto de las tendencias actuales y los cambios relevantes para su sector, leyendo informes, artículos, asistiendo a reuniones y seminarios, así como participando en debates en línea".

Frente a esto, surge la habilidad sútil de la adaptabilidad; evolucionando con los tiempos y permaneciendo ansioso por hacer crecer tus habilidades y conocimientos junto con la transformación digital.

5) Inteligencia emocional: En el último año, se habló mucho acerca de cómo la automatización debería hacernos temer por nuestros trabajos y cómo, en breves, podría haber un robot sentado en nuestro escritorio.

Esto puede ser cierto para una serie de tareas repetitivas poco calificadas. Sin embargo, las relaciones humanas siguen siendo igual o más importantes en el mundo del trabajo.

La inteligencia emocional, es decir, la capacidad de comprender las emociones de los demás, se volverá aún más esencial para las empresas que desean automatizar algunos de sus servicios mientras mantienen fuertes relaciones humanas entre clientes y colegas.

Cox explica que: "Aún no hemos visto un algoritmo que pueda leer factores como el humor, el temperamento o el entusiasmo tan efectivamente como lo puede hacer un ser humano”.

 

Version Digital NEO

Descarga de revista 233