¿Por qué las marcas deben tener valores?

¿Por qué las marcas deben tener valores y por qué importa que los tengan?

Por Armando Rodríguez*

 

Construir marcas con valores puede transformar la cultura positivamente

 

Estamos acostumbrados a escuchar que cada individuo es capaz de cambiar la realidad a su alrededor. Vemos y oímos este mensaje constantemente: en el trabajo, al leer las noticias, mientras revisamos nuestras redes sociales e incluso en campañas publicitarias.

 

La frecuencia con la cual se nos recuerda que somos agentes de cambio puede disminuir el impacto de estas palabras, pero no debería. De hecho, deberíamos decirlas más frecuentemente, pero, sobre todo, deberíamos actuar de acuerdo a ellas. Afortunadamente, la tecnología es una herramienta democratizadora que puede empoderar el cambio social positivo, permitiendo que los individuos puedan participar activamente en la configuración del mundo que los rodea.

 

Las redes sociales y los avances tecnológicos han hecho posible que podamos compartir nuestras opiniones, campañas, ideas, proyectos, donaciones y arte, más rápida y efectivamente que en cualquier otro momento de la historia. La posibilidad de iniciar cambios culturales positivos es cada vez más fácil para todos nosotros ya sea de forma individual o como compañías.

 

Los ejemplos del impacto que tienen algunas marcas son abundantes: desde ayudar a cumplir sueños a través de donaciones en línea, apoyando causas que tienen fuerte impacto en las redes sociales; incluso podemos llegar a ser el factor determinante para que un adolescente esperanzado reciba una gran recompensa de Nuggets.

 

¿Por qué importa que las marcas  tengan valores?

 

No obstante, apoyar aquello que consideramos importante, ya no es suficiente. A medida que la posibilidad de influenciar el cambio incrementa, también lo hace la velocidad con la que cambian las opiniones y la cultura. Por lo tanto, nuestra tarea es construir desde cero los valores que queremos ver reflejados en el mundo.

 

Para las compañías, esta es una oportunidad perfecta para determinar los valores en los que creen y para sostenerlos a través de cada proyecto en el que se involucren. Esto es lo nos hemos propuesto en Oath, pero sobre todo, es una firme promesa para nuestros clientes.

 

Sabemos que las marcas pueden cambiar la percepción del público con respecto a un tema o problema y por ello creemos que es importante fungir como líderes replicando los valores que respaldamos y transmitimos a las personas que interactúan con nuestras marcas diariamente.

 

Nuestro compromiso es que todas las marcas de Oath sean vehículos para los valores que representamos y que transmitan lo que nuestros clientes están buscando. Es por eso que creemos en la necesidad de ofrecer información valiosa y confiable, de fortalecer las relaciones sociales proporcionando plataformas donde las personas puedan compartir sus intereses, recuerdos e ideas más creativas; y de proporcionar herramientas seguras que permitan que la gente se pueda conectar entre sí. 

 

Si nuestros clientes confían en nosotros para proporcionarles estos servicios, estamos comprometidos a asegurarnos que las herramientas que ofrecemos sean las que se convertirán en canales de cambio en las manos de nuestros clientes, porque así es como las marcas pueden cambiar la cultura e ir más allá de lo que se espera de ellas.

 

El comienzo de cada nuevo año puede ser un momento para determinar cuáles serán nuestros objetivos, y para nosotros el reto principal en este 2018, así como en los años por venir- es mantener un compromiso con nuestros clientes y socios de incrementar el valor de nuestra marca a través de la distribución de contenido e información confiable.

 

Version Digital NEO

Edicion 231