Brindan apoyo integral a niños con cáncer

RSE

Cortesía de Shutterstock

Por medio de una ayuda económica para solventar el tratamiento, así como de la organización de actividades educativas y recreativas, Mapfre se suma al combate contra el cáncer infantil y juvenil como parte de su programa de responsabilidad social empresarial.

Esta ayuda se materializa en la campaña “Transcendiendo Horizontes: Apoyo emocional y educativo para niños y jóvenes con cáncer”, la cual se realiza en la Ciudad de México mediante la Fundación Mapfre y la Casa de la Amistad para Niños con Cáncer, institución de asistencia privada que brinda apoyo en tratamientos oncológicos.

El cáncer es la principal causa de muerte a nivel nacional en niños de entre cinco y 14 años; anualmente 5,000 niños son diagnosticados con esta enfermedad, según datos de Casa de la Amistad.

Según el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), uno de los pilares de la responsabilidad social es la vinculación y compromiso con la comunidad y su desarrollo, además de que implica la capacidad de entender y dar respuesta a las solicitudes que hacen diferentes grupos.

Mapfre ha enfocado su apoyo a atender diversos problemas que enfrentan los niños y jóvenes del país, como la alimentación de los más pequeños en Santa Fe, la educación para los niños del Valle de Chalco Solidaridad en México o la creación de una escuela socio deportiva para menores en riesgo de exclusión de Oaxaca.

Finalmente, entre las ventajas de implementar una estrategia de responsabilidad social destacan la mejora de la imagen corporativa y fortalecimiento de la reputación de la empresa y de sus marcas además del mejoramiento de las relaciones con vecinos y autoridades, según el Cemefi.

 

Version Digital NEO

Descarga de revista 232