Plan financiero para ser mamás

Plan financiero para ser mamás


 

El ser mamá cambia la situación financiera de una mujer, pues de inicio, debe invertir mínimo MN$200 para poder gritarle la noticia al mundo. Luego vendrán otros más que tendrán que ver con la llegada de tu bebé.

Por ejemplo, tan solo los exámenes médicos durante los nueve meses de embarazo tienen un costo aproximado de MN$7,000 pesos, más las consultas ginecológicas que puedes encontrar desde MN$350 hasta MN$1,000.[1]

A esto se suma el parto, si es normal oscila entre los MN$15,000 y MN$30,000; si es cesárea aumenta aproximadamente de MN$20,000 a MN$47,000.[2]

Mientras que el costo de los productos para el cuidado básico del bebé oscila entre MN$14,000 hasta más de MN$60, considerando pañales, artículos de higiene, chupón, muebles, carriola, entre otros.2

 De acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el gasto promedio antes, durante y después del embarazo está por arriba de los MN$148,000.

Convertirse en mamá representa una gran inversión que con una buena planeación financiera puede ser llevadera.

Entre las recomendaciones que especialistas de Scotiabank, brindan figuran:

 

1.Haz un presupuesto detallado de todas las necesidades del bebé.

2.Abre una cuenta de ahorro.

3.Piensa mejor tus gastos habituales.

4.Pregunta y compara. Para cualquier gasto.

5.Los productos financieros pueden convertirse en tus mejores amigos.

 

 

 

Version Digital NEO

Edicion 231