Recuerdos de una gran vendimia

Moet


Moët & Chandon, el champagne más amado del mundo, presenta su Grand Vintage 2009, el vintage #73 de la Maison, auténtico ejemplo de excelencia en la elaboración del vino. Madurado durante 7 años, este champagne está destinado a ser eternamente único, como la expresión de una cosecha singular.

Los champagnes Moët & Chandon Grand Vintage son vinos de añada de carácter distinguido, creados por primera vez en 1842 para satisfacer demandas de conocedores británicos y estadounidenses con vinos más maduros. Cada Grand Vintage es original, creado en torno a la libertad de interpretación del Chef de Cave – Benoit Gouez-  en cuanto a la selección de los vinos más destacados del año y el respeto por la individualidad de cada añada. Es una mezcla basada en la evaluación subjetiva y emocional del Chef de Cave, de la personalidad y del potencial de cada variedad de uva.
 
De acuerdo con este espíritu, Grand Vintage 2009 es un champagne envolvente con una influencia clara de Pinot Noir (50% de su ensamblaje). Después de varias cosechas en las que la uva Chardonnay fue dominante, la uva Pinot Noir toma el protagonismo en el 2009. A pesar de un invierno muy frío y una primavera particularmente lluviosa, el verano caluroso y soleado del año produjo una cosecha generosa y permitió que las uvas Pinot Noir fueran más maduras y saludables de lo habitual, logrando un equilibrio perfecto y una madurez seductora.

“La potencia controlada del Pinot Noir es la base gustativa de Grand Vintage 2009. Esto es muy notable porque la proporción de Pinot Noir no ha sido así de alta en un Grand Vintage de Moët & Chandon desde 1996”, dijo Benoît Gouez, chef de Cave de Moët & Chandon. “El resultado es un complejo y carismático vino que se abre a nosotros, con una madurez obvia, creando una atmósfera cálida que evoca un huerto de duraznos y albaricoques en pleno verano”.  
 

Version Digital NEO

Edicion 231