Los mensajes políticos y la mercadotecnia social

opinión
Por Photographee.eu / Shutterstock

Martha Elizalde Durán, académica y consultora de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.

Aprovechando el momento coyuntural que estamos viviendo, sin la intención de hablar de política, pero compartir un comentario sobre los mensajes sociales durante la campaña del hoy presidente virtualmente electo y cómo es que la mercadotecnia social fue también incluida en su estrategia de comunicación.

Desde el momento en el que inició la campaña de la alianza Juntos haremos historia, encabezada por Morena junto a los partidos Encuentro Social y del Trabajo, el candidato presentó un primer mensaje desde la frontera de Estados Unidos con un toque nacionalista y de defensa de la soberanía ante el provocador Donald Trump: “Vamos a exigir respeto a los mexicanos”.

A lo largo de las siguientes semanas se estableció una línea de comunicación como respuesta al reclamo que gran parte de la sociedad hacía al actual gobierno. Aseguró que su gobierno fortalecería el consumo interno: “Vamos a producir lo que consumimos”, “Buscaremos la modernidad desde abajo y para todos”, “Habrá crecimiento horizontal en todo el país y no sólo en unos islotes”, y “Si esto es ser populista, que me apunten en la lista”.

El líder de izquierdas también enfocó su discurso en contra de las élites políticas por medio de una marcada línea anticorrupción: “Vamos a acabar con la corrupción de la mafia del poder”. Sin embargo, tras las elecciones del 1 de julio de 2018, la euforia de sus propuestas de campaña se transformó en serenidad y templanza.

El sentido de su primer discurso al ser virtualmente electo fue más bien en un tono conciliador: “Se reconocerán los compromisos contraídos con empresas nacionales y extranjeras”, dijo el virtual presidente acompañado de su familia y colaboradores en el hotel Hilton del centro de la Ciudad de México.

Serán unos años, en que estaremos pendientes de muchos temas y hechos que marcarán el rumbo de nuestro país, pero será interesante también seguir los mensajes sociales que acompañarán todo esto, y los públicos a los que irán dirigidos. Intentando encontrar la coherencia entre todo.

Version Digital NEO

Edicion 230