La Transformación Digital en la industria automotriz

opinionnestormarquezautomotriz

Por Néstor Márquez, Transformación Digital en el Tec de Monterrey

No hay duda que se enfrenta una serie de fuerzas que prometen cambiar de forma significativa el sector automotriz.

En charla de café con Gabriel López, Presidente de Ford México, y Néstor Márquez, experto en Transformación Digital, se pone en blanco y negro algunos aspectos significativos del futuro de la movilidad y el transporte, y algunos aspectos claves de cómo vamos a vivir en un futuro cercano.

Néstor Márquez (NM): me da la impresión que la industria automotriz se está transformando de manera significativa en un periodo bastante corto ¿cómo lo ves?

Gabriel López (GL): efectivamente, la industria automotriz está cambiando a pasos acelerados. Hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de pensar en el futuro: los coches eléctricos, los híbridos, los autónomos, los compromisos internacionales en materia de reducción de emisiones, entre otros, que exigen a la industria automotriz un esfuerzo significativo.

NM: me imagino que el paso de vehículos basados en combustibles fósiles a eléctricos no es un tema menor; están pasando cosas, y las personas comunes no tenemos mucha idea de la magnitud.

GL: te pongo un ejemplo, ¿cuántos coches se produjeron el año pasado en el mundo, unos 90 millones? ¿cuántos de ellos crees que son eléctricos?

NM: si juzgo por lo que veo en la calle es un porcentaje muy chico.

GL: claro, en general se cree que el problema se reduce a dejar de producir motores de combustión a cuatro tiempos, y fabricar en su lugar motores eléctricos. Sin embargo, es un cambio mayor para toda la industria. Un auto eléctrico, para desplazarse libremente, requiere contar con centros de carga distribuidos por toda la geografía, no alcanza con algunas que hay hoy día en zonas metropolitanas. Es necesaria una fuerte distribución de centros por todo el país.

NM: hay marcas que están pensando en armar todo un espacio de entretenimiento y gastronómico, especialmente en los casos de tramos largos, para que la gente disfrute mientras cargan las baterías de sus autos eléctricos.

GL: efectivamente, aunque la tecnología de carga mejora continuamente, lograr que el proceso alcance los tiempos de carga a los que estamos acostumbrados, va llevar algún tiempo.

Nosotros creemos que el segmento de vehículos comerciales es donde se producirá más eficientemente el retorno de la inversión. Cuando un vehículo se aproveche 20-22 horas de  manera continua, además de estar contaminando menos, es posible un adecuado retorno de la
inversión para el propietario.

NM: ¿cómo impacta lo anterior a la gente en la planta?

GL: se trata de un cambio significativo. Requiere reentrenar a muchísima
gente en todo el mundo, desde las fábricas hasta los que hacen
mantenimiento de los vehículos en las ciudades... Es un proceso que las armadoras hemos comenzado y que vamos a seguir a medida que avancen estas iniciativas.

NM: en el caso de los coches eléctricos, ¿cómo puede ayudar la política
a alcanzar una masa crítica que permita generar un mercado masivo?

GL: un mundo comprometido de manera unánime en reducir las emisiones de los combustibles fósiles, permite que la agenda de las empresas –y los individuos– sea de mayor compromiso con iniciativas como los automóviles eléctricos...

Sin embargo, las armadoras están en una gran disyuntiva, por un lado el mercado presiona por la existencia de vehículos más sofisticados y menos contaminantes, y al mismo tiempo no están dispuestos a pagar por todo lo que ello implica.

NM: cuando hablamos de vehículos autónomos, se trata de un nuevo paradigma para la industria, ¿verdad?

GL: se trata de una revolución. Muchas veces no estoy seguro de que tomemos consciencia de todas las transformaciones significativas que trae aparejado todo esto.

NM: ¿se trata de una colección de sistemas muy sofisticados de reconocimiento
de patrones, de toma de decisión autónoma?

GL: efectivamente, sistemas redundantes, de navegación. Porque por un lado están los datos satelitales y, por el otro, están los sistemas automáticos de frenado, además de la comunicación directa con otros vehículos. Hay lugares en donde debido a puentes, montañas y otros obstáculos, el auto “no ve” al satélite y allí es donde debe valérsela por sus propios medios (pe. sistema de frenado autónomo).

La Inteligencia Artificial será cotidianeidad en el futuro
NM: ¿qué rol le ves a los vehículos autónomos?

GL: estos vehículos son muy interesantes. El nivel de tecnología que
incluyen es asombroso: cámaras, sensores infrarrojos para que el auto
pueda “ver” lo que tiene delante e interpretarlo. Aquí la inteligencia
artificial es una necesidad cotidiana.

NM: no se trata solamente de ver dónde están los objetos, algunos son móviles y hay que predecir también qué van a hacer.

GL: sí, no basta saber que hay un ciclista en la calle, hay que predecir
cuál va a ser su próximo movimiento.

NM: y económicamente ¿esto cierra?

GL: ese es uno de los grandes desafíos. Actualmente, parece poco probable que los vehículos autónomos vayan a reemplazar una buena parte de los vehículos en la calle… Eso elevará los costos y, por ende, los precios de este tipo de vehículos –al menos en los primeros tiempos– hasta que se alcance una determinada masa crítica.

Los autos híbridos con más posibilidades de crecimiento en menor tiempo que los autos autónomos

NM: ¿no te parece que a veces se exagera con las expectativas puestas en estos avances tecnológicos? ¿Cuándo crees que los vehículos autónomos podrían verse de manera regular en la calle?

GL: vamos a comenzar a ver los vehículos autónomos de manera puntual en determinadas zonas específicas... En el caso de los autos eléctricos es de esperar que tengan muchas más posibilidades de crecimiento, en un periodo rápido. Un híbrido acelera las cosas, claro, no presenta los mismos beneficios, pero va facilitando la adopción.

NM: ¿cómo ves el futuro del trabajo en la industria automotriz? ¿Crees que las máquinas van a terminar ocupando buena parte de los trabajos que hoy realizan los seres humanos se traten de trabajos repetitivos o más sofisticados?

GL: todo lo que estamos hablando, esta transformación de industrias enteras no sucederá de la noche a la mañana. Esto requiere de cambios enormes en muchos aspectos y requiere de mucho trabajo. A veces no tengo muy claro qué tanto la automatización puede eliminar trabajos de manera masiva, o si los trabajos que se creen nuevos serán capaces de cubrir la cantidad de puestos eliminados.
Podría ser que la demanda de trabajos se pueda mantener alta por un tiempo.

NM: gracias Gabriel por el tiempo y por tan interesantes comentarios ¿algo más que nos quieras compartir?

GL: estamos viviendo momentos de cambio de paradigmas muy emocionantes. Y en Ford queremos ofrecer a nuestros clientes lo último en tecnología, ya sea en vehículos eléctricos o autónomos. Por ello, estamos continuamente invirtiendo en la investigación y desarrollo de estas tecnologías. Un ejemplo es que hemos duplicando nuestra inversión en vehículos electrificados a USS$11 millardos de 2017 a 2022.

NM: gracias Gabriel.

Version Digital NEO

Edicion 230