3 Consejos para evitar sobregirar tus tarjetas de crédito

3 Consejos para evitar sito obregirar tus tarjetas de créduto

 

Por: Moisés Gormes*

 

Las tarjetas de crédito pueden ser grandes aliadas para nuestra economía, sin embargo, si el usuario no las considera como dinero prestado y las considera dinero en efectivo, es cuando pueden llegar a ser enemigas. Al utilizar estos instrumentos financieros es muy importante tomar precauciones y evitar gastos innecesarios para no caer en el buró de crédito.

 

La realidad es que, las tarjetas de crédito son un instrumento financiero popular para realizar pagos en línea. De acuerdo con el estudio Global Payment Methods1, elaborado por la firma Worldpay en 2017, el 35% de las compras en línea durante el 2016 en América Latina, fueron efectuadas con este método.

 

En este tema es importante elegir la opción que se adapte mejor a tus necesidades, pero sobre todo a tu presupuesto, ya que las instituciones bancarias se encargan de asignar créditos de acuerdo a los ingresos de los cuentahabientes. En PayPal, te damos algunos consejos para tener un manejo adecuado de ellas.

 

Control y planeación en las compras

 

Debemos recordar que las tarjetas de crédito son dinero prestado y, por tanto, no aumentan el poder adquisitivo. Por ello, una buena práctica es procurar que tus compras no rebasen el 30% de tus ingresos. Recuerda programar los pagos de tu tarjeta al igual que haces como con otros gastos mensuales, tales como la renta, la luz, el agua; así podrás cumplir a tiempo. Es recomendable realizar el pago antes de la fecha límite, lo cual evitará los temidos recargos y cobro de intereses por atraso.

 

Recuerda que la temporalidad es importante al usar este tipo de métodos de pago. Utiliza tu tarjeta a partir del día siguiente de la fecha de corte y durante los primeros días del periodo, así tendrás más tiempo entre la compra y la fecha de pago. Además, intenta depositar a tu cuenta por lo menos el doble del pago mínimo requerido y, de ser posible, liquida el importe total de la compra durante el periodo. Esto ayudará a reducir los intereses y, a su vez, la deuda.

 

Busca también diversas opciones para diferir tus pagos, en caso de que sean cantidades elevadas. Por ejemplo, muchas tiendas en línea cuentan con promociones de meses sin intereses al utilizar PayPal como método de pago.

 

Revisa los términos y condiciones

 

Hay instituciones bancarias que pueden cobrar anualidad por el uso de ciertas tarjetas de crédito. Compara este rubro entre distintas opciones, pues podrías terminar pagando cantidades fuera de tu presupuesto por todos los servicios adicionales que éstas ofrecen.

 

Analiza también si realmente necesitas los servicios adicionales que ofrece el banco a través de su tarjeta, tales como: asistencia médica, vial y seguro de accidentes en viajes, ya que esto puede aumentar el cargo mínimo a pagar. Si no los necesitas, será mejor cancelarlos por escrito y evitar cobros adicionales.

 

 

Evita que te metan goles

 

Es importante revisar que en el estado de cuenta aparezcan todos los pagos que se hicieron en el periodo anterior. No olvides guardar todos los comprobantes de compra, estos sirven para compararlos con los estados de cuenta; de esta forma será más fácil detectar a tiempo cualquier tipo de cargo no reconocido.

 

Algo que puede ayudarte a llevar un control de tus compras en línea es emplear una plataforma confiable como PayPal, la cual, además de enviar notificaciones por cada transacción, también te permite visualizar los detalles de tus compras. De esta forma, no tienes que esperar a que llegue tu estado de cuenta para ver todos los pequeños gastos que pudiste haber realizado. En caso de notar cargos no identificados, repórtalo de inmediato con la entidad bancaria.

 

Finalmente, no es recomendable emplear muchas tarjetas de crédito, ya que se puede perder el control de lo que se gasta, además de que pagarás más por comisiones. Es mejor si sólo se utilizan una o dos de forma responsable, y así controlar el nivel de consumo.

 

Las tarjetas de crédito conllevan gran responsabilidad y debemos aprender a medir los gastos y hacer uso moderado de ellas, para así evitar un desequilibrio en tu economía. Recuerda que no se trata de tenerle miedo a los instrumentos financieros, sino de hacer que funcionen para tu vida financiera. Además, hoy en día la tecnología de pagos online te puede facilitar muchas cosas y salvar de perder el control de tu dinero.

 

 

*Moises Gormes, director de Pagos, PayPal Hispanoamérica

Version Digital NEO

Edicion 230