El año del marketplace en México

marketplacese-commerce
Por ThomasDeco / Shutterstock

Los marketplace se han convertido en jugadores clave para las e-commerce, al figurar como aliados que abren las puertas a distintos canales que dan visibilidad a productos y servicios, situación que genera más oportunidades de venta así como mayor factibilidad de crecimiento.

Esto es así, dado que en los últimos años los jugadores del comercio electrónico han trabajado para generar un ecosistema estable y seguro, que facilite el crecimiento y propicie un mejor funcionamiento de los e-commerce en la región, lo que al mismo tiempo ha permitido que los usuarios y las ventas se multipliquen cada vez con mayor velocidad.

De acuerdo con Rodrigo Zubeldia CEO de Kubo Digital, agencia especializada en desarrollo digital, no solo las marcas, sino también las instituciones bancarias, los marketplaces, los desarrolladores, las empresas de logística o envíos, así como los usuarios, han hecho un esfuerzo conjunto para permitir el desarrollo de este mercado.

¿Qué es un marketplace?
Según Zubeldia, un marketplace es un sitio virtual muy parecido a una plaza o un centro comercial, en donde diferentes proveedores o marcas ponen sus productos para que la gente que llegue pueda encontrarlos, así como marcas, promociones etc. Estos espacios, por lo general, facilitan la infraestructura y el marketing digital necesario para fomentar las ventas y amplificar el alcance.

En nuestro país existen actualmente cuatro grandes actores de este tipo: Mercado Libre, Amazon, Linio y Claro Shop, pero cada vez hay más empresas que están apostando por este sistema, como Walmart o Palacio de Hierro, entre otras grandes cadenas de retail, ya que este negocio es sumamente lucrativo y funcional.

El dato: Todas las industrias involucradas con retail están comenzando a participar en el e-commerce, por ejemplo: electrónica, computación e incluso productos de supermercado

En este sentido, los marketplace se están convirtiendo en la puerta de entrada, que le permite a muchas empresas y marcas, comercializar sus productos o servicios desde una plataforma digital ya que permite elegir entre un esquema mixto de servicios que puede ofertar productos, administrar bodegas, formas de pago, sistemas de envío, entre otros.

“Una estrategia de e-commerce bien planteada ayuda a vender más, a reforzar nuestra marca y sobre todo a construir una experiencia propia y una presencia sólida dentro de nuestros públicos meta”, afirma el CEO de Kubo Digital.

Hoy en día comenzar a vender a través de un e-commerce, ya no debe ser considerado un juego sino más bien una necesidad, puesto que cada vez hay muchas más marcas activas en línea.

Por último es importante considerar cuatro puntos básicos para lograr el éxito: generar una audiencia propia, asegurarse de tener un sistema de pago seguro, contar con una amplitud en la oferta de servicios y sobre todo generar una buena experiencia

Version Digital NEO

Edicion 230