El poder de la disciplina

Trabajo duro
Foto: Ruedas dentadas. Pixabay. 

Por: MBA Jaime Güemes

Hace más de diez años comencé mi profesión como emprendedor.  No fue glamuroso, ni era dueño de mi tiempo como la mayoría de la gente cree, por el contrario, yo era el chofer, cargador, diseñador, vendedor, facturista, etcétera: era la cabeza, manos y pies de la empresa. 

Con trabajo e inteligencia hemos logrando sobre llevar los diferentes momentos de crecimiento de las Pymes. No ha sido fácil, pero lo estamos logrado. 

Seguramente se preguntarán: ¿Qué hacen? ¿Cómo lo han hecho? Básicamente lo que hacemos es pensar fuera de la caja: buscar necesidades del mercado y ajustar las tendencias para tener un producto con potencial. 

Primero fue un producto ecofriendly: en 1 año logramos entrar a uno de los retailers más importantes del país, luego fue la necesidad de marcas extranjeras y las trajimos, posteriormente la creación de comunidades alrededor de productos para masificar y lo logramos.

Vivimos en una época donde todo y todos somos alcanzables. 

La información es democrática y está ahí para su consumo y análisis. 

Existen paradigmas que la gente cree, como el “si no tienes dinero no puedes empezar un negocio”, o el típico “no tenemos tiempo para aprender cosas nuevas.” 

En el siglo XXI puedes aprender todo. 

Como nosotros lo hemos hecho. 

Si en Youtube buscas “Cómo hacer Facebook ads”,  en poco tiempo te puedes volver experto.  ¿Quieres hacer páginas de Internet? Busca: “Cómo hacer Páginas de Internet” y en menos de una semana tendrías tu primera página en línea.

Es cuestión de tener ganas y disciplina.Vivimos en una época donde  la gente que quiere, puede.  Podrías ir a trabajar regresar a casa y desvelarte aprendiendo una profesión o habilidad que tenga mayor valor agregado para superarte. 

Nosotros por lo pronto seguimos y seguiremos evolucionando. 

¿A dónde? No lo sabemos. El mercado nos llevará. 

Pero lo que sí sabemos es que amamos el día a día .
 

Version Digital NEO

Edicion 231