Verano de Investigación Científica

Verano de Investigación Científica

 

El Instituto Científico Pfizer (ICP) ha establecido una alianza con la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) desde hace 14 años para apoyar con becas el programa Verano de la Investigación Científica (VIC),  los cuales a la fecha ascienden a 460 becas a estudiantes de universidades del interior del país y de CDMX.

Los estudiantes becados realizaron una estancia de siete semanas en los más prestigiados centros e instituciones de investigación del país, con el objetivo de fomentar su interés por la investigación científica. 

De los universitarios que participan en el XXVIII Verano de la Investigación Científica (VIC) de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), un total de 22 estudiantes de licenciatura en el área de biomédicas de diferentes universidades del país fueron becados por el Instituto Científico Pfizer (ICP).

Este año, en  la XXVIII Verano de la Investigación Científica de la AMC, el ICP otorgó becas a 22 estudiantes de licenciatura provenientes de Jalisco, Coahuila, Sinaloa, Oaxaca, Chihuahua, Puebla, Veracruz, Estado de México y Ciudad de México, quienes realizaron proyectos de investigación alrededor de enfermedades relacionadas con artritis, cáncer de mama, cáncer de mama metastásico, riesgo cardiovascular, amibiasis, neuritis óptica y epilepsia, entre otras. 

Durante la entrega de diplomas a los estudiantes becados por Pfizer, y que concluyeron su estancia en diferentes instituciones de educación superior, institutos y centros de investigación de CDMX, el Dr. Juan Carlos Molina, director ejecutivo del ICP, comenta: “cada año nos motiva ver cómo los estudiantes viven la experiencia del Verano de la Investigación Científica y nos entusiasma comprobar el compromiso y la pasión que imprimen a sus proyectos, de los cuales se generan importantes aportaciones a los campos de la salud y la ciencia”.

Asimismo, el Dr. Víctor Pérez, director del programa Verano de la Investigación Científica,  señala que “necesitamos científicos mexicanos con una preparación de primera, que encuentren respuestas a los enigmas de la naturaleza en nuestro país”. Añade que “hacen falta más investigadores en áreas estratégicas, por eso, es tan relevante esta iniciativa, pues crea una gran oportunidad para apoyar a las nuevas generaciones, captar talento y darles las bases para su desarrollo profesional”.

Una de las jóvenes becadas fue Fernanda Estefanía Rivera, estudiante de medicina en la Universidad Veracruzana, cuyo proyecto “Entendimiento del diagnóstico de cáncer de mamá metastásico”, realizado en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), expuso que, entre sus conclusiones preliminares, la población de mujeres mexicanas con esta condición no conoce el tipo de cáncer que tiene, si es curable o no, ni tampoco comprende la terminología médica.

 Por esa razón, “la base de mi propuesta es la implementación de un curso para reforzar la comunicación médico-paciente, a fin de modificar las expectativas, percepciones y emociones que influyen en el éxito del tratamiento”, comenta la becaria.

Y agrega que para los estudiantes este tipo de programas no solo les permiten reafirmar su vocación, sino también enfocarse en problemáticas actuales y seguir obteniendo nuevo conocimiento que puedan llevarlo a la práctica. Por ejemplo, “una de las cosas que he aprendido en el INCan es la importancia de investigar cuáles son los tratamientos adecuados para cada tipo de paciente y diseñar protocolos de investigación donde sean incluidas y se puedan beneficiar”.

Asimismo, para Magdiel Omar Vargas, quien cursa el tercer año en la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, estar en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMyNSZ), considerado uno de los mejores hospitales de México, fue una experiencia muy enriquecedora, ya que la motivó a participar con el proyecto “Valores normativos de la dinamometría manual basal y post-fatiga en una población sana: estandarización de una nueva prueba de fatigabilidad”, lo cual permitirá entender a detalle aquellas situaciones que producen el estado de cansancio como consecuencia de un esfuerzo prolongado o trabajo físico o intelectual intenso.

En ese sentido, el Dr. Molina destaca que este programa conjunto con la AMC forma parte de las iniciativas con las que cuenta el ICP, las cuales buscan promover e impulsar el talento de las nuevas generaciones que son y serán actores clave para enfrentar los retos de salud que los mexicanos tienen por delante. 

“En el instituto tenemos diferentes programas, que incluyen el Reconocimiento a la Excelencia Académica, en alianza con la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina (AMFEM) y la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM) en donde reconocemos los mejores promedios de estudiantes de los últimos años de la carrera de Medicina, provenientes de universidades públicas y privadas de México, y que este año se llevará a cabo el próximo 2 de agosto”, resalta.

El Dr. Alfredo Chi, Director Médico de Pfizer, comparte: “en la actualidad estamos en una sociedad del conocimiento, elemento crucial para solucionar los grandes problemas que hoy amenazan a la salud humana a nivel global y que requieren ser abordados por profesionales de la salud muy bien preparados, de ahí que buscamos darle todo el impulso a los jóvenes universitarios”. 

Siendo ésta una prioridad, destaca que en los últimos 11 años Instituto Científico Pfizer ha invertido más de 117 millones de pesos para el desarrollo de la ciencia en México, apoyando a estudiantes de medicina e investigadores en su formación y realización de sus trabajos de investigación. “En estos proyectos hemos sumado fuerzas con diversos actores clave en el ejercicio de la salud y la ciencia nacional. Estamos muy orgullosos de continuar siendo partícipes de esta experiencia y ver los frutos que el Programa Veranos de Investigación Científica ha cosechado a lo largo de 14 años con más de 460 estudiantes beneficiados”, concluye. 

 

Version Digital NEO

Edicion 231