CDMX en el Top 50 de emprendimiento femenino

EMPRENDEDORAwecitiesdell
Por Diego Cervo / Shutterstock

El emprendimiento en México vive una realidad ambivalente. De acuerdo con Alonso García, Intelligent Leadership Master Trainer & Coach en AGP Coaching, en el país, 75% de los negocios que se emprenden mueren antes de los dos años. En contraparte, un estudio elaborado por Adecco, encontró que 67% de los encuestados buscará emprender su propio negocio en los próximos 10 años.

El panorama general indica que en México existen más de 4 millones de micro, pequeñas y medianas empresas que representan un 96% del total de empresas en el país, las cuales generan 63% de todos los empleos y tienen un peso muy importante en el PIB.

Sin embargo, la realidad que el emprendimiento ofrece a las mujeres es notablemente distinto, asimismo, lo es para la comunidad LGBTTTIQ y para personas con discapacidad. Para comprender mejor la situación, vale la pena echar un vistazo al estudio elaborado por Dell EMC y la firma de investigación IHS Markit, titulado WE Cities, el cual analiza la capacidad de una ciudad para atraer y retener a mujeres emprendedoras.

En la última entrega de este reporte, se encontró que la Ciudad de México (CDMX) se ubica entre las 50 ciudades que más apoyan al emprendimiento femenino a nivel mundial. De hecho, las ciudades mexicanas que más apoyan el emprendimiento son la CDMX y Guadalajara, según el mismo estudio, sin embargo, su nivel con respecto a otras ciudades del mundo es bajo, pues se ubican en los lugares 45 y 47, respectivamente.

Para poner en contexto, la ciudad mejor calificada fue Nueva York, con 62.9 puntos, mientras que la CDMX obtuvo 31.8.

El estudio referido consideró 5 pilares (Capital, Cultura, Mercados, Talento y Tecnología) para llevar a cabo la investigación y dentro de cada uno de ellos se hallan diversos subpilares (en total 15). En estos últimos, México obtuvo 7 calificaciones positivas, es decir, superó la barrera del puesto 25 y obtuvo 8 negativas (por debajo del puesto 25).

Entre las positivas resaltan la accesibilidad al financiamiento por género, el aporte que se hace o puede hacerse a su capital base, las políticas en torno al favorecimiento del emprendimiento (cabe mencionar que esta fue su mejor evaluación: 5 de 50), la accesibilidad de los mercados, los costos dentro de estos, y el tamaño de los mismos, finalmente, resalta la viabilidad de los costos de la tecnología que pueden usar para sus desarrollos.

Sin embargo, contrasta la cantidad y la frecuencia con la que se les otorga financiamiento, el nulo acceso a mentorías y role models, la política de los mercados que es sumamente restrictiva, el limitado acceso a personal calificado, la corta experiencia y habilidades de las mujeres en el área de emprendimiento, las dificultades de conectividad y de regulación en el entorno tecnológico y, las actitudes y expectativas en contra del emprendimiento femenino, aspecto que dicho sea de paso es la peor posición dentro del top (50).

En su postura de impulsor del estudio, Dell brinda las siguientes recomendaciones a todos los jugadores del ecosistema del emprendimiento mexicano.

Algunas recomendaciones para México:

  • México tiene los más altos niveles de mujeres emprendedoras, pero necesita trabajara en que estas mujeres lleven su negocio al siguiente nivel.
  • México tiene un alto porcentaje de participación de mujeres en puestos de Gobierno; sin embargo se ve una poca representación en posiciones de liderazgo.
  • El acceso a la justicia de mujeres que han sufrido violencia o algún crimen debe mejorar.
  • Es importante darle a las mujeres las herramientas necesarias para que ellas manejen su propio negocio.
Juan Francisco Aguilar, director general de DELL EMC México
Fotografía: Juan Francisco Aguilar, director general de DELL EMC México / Cortesía

Según Juan Francisco Aguilar, director general de DELL EMC México, existen seis jugadores que intervienen activamente en el ecosistema de emprendimiento y  que desempeñan un rol fundamental. Estos son el gobierno, al que corresponde elaborar leyes que propicien un campo furtivo de emprendimiento; empresas, mismas que pueden generar nuevos empleos, promover y dar facilidades a los emprendedores; escuelas, responsables de cambiar paradigmas en las aulas, de formar emprendedores y robustecer el matriculado de gente con pensamientos diferentes; comunidad, entendida como la sociedad en general, dentro de la cual se debe reconfigurar el esquema mental y dirigirlo hacia la aceptación de la diversidad de género, la inclusión y la tolerancia de ideas; finalmente, las firmas financieras que otorgan fondeos para dar apoyo a los emprendedores y las ferias de emprendimiento, las cuales permiten conocer la actualidad del emprendedurismo.

Version Digital NEO

Edicion 230