5 ventajas de usar chatbots en tu empresa

chatbotsassistant
Por sdecoret / Shutterstock

La interacción entre empresas y clientes es sumamente valiosa, de hecho, buena parte del éxito o fracaso en el proceso de fidelización de los consumidores, depende de la experiencia que tienen con la empresa, ya sea desde que atienden sus dudas, les asesoran en la compra, o le brindan atención ante una problemática que se presente.

Una manera de hacerlo en la actualidad es por medio de la tecnología, particularmente, a través del uso de chatbots. De acuerdo con Ariadna Communications Group, los chatbots optimizan la relación con los consumidores o usuarios y proporciona a las empresas importante data que les permitirá conocer mejor a su target.

Algunos de los beneficios identificados hasta ahora gracias al uso de chatbots en una empresa son los siguientes: 

Mejoran el servicio de atención al cliente
Está comprobado que un cliente prefiere una empresa que utilice chatbots ya que casi nunca nota que se trata de un programa y siente que es atendido con inmediatez. Sin embargo, es prudente tener un sistema que le permita a la persona comunicarse con un trabajador de la compañía si se diera cuenta de que se trata de un chatbot. Esta herramienta resuelve rápido las consultas de los clientes, algo que valoran mucho. 

Ayudan con horro de tiempo y dinero
La consultora Gartner estima que más de 85% de los centros de atención al cliente serán operados por bots hacia el final de la actual década, pues la rapidez en la respuesta al usuario ahorra tiempo y dinero a las organizaciones y al cliente, que no necesita acercarse a una oficina para solucionar su situación. Esto también evita a la compañía destinar tiempo a la resolución de una queja, reclamo o duda, ya que la interacción con el usuario es presencial.

Ahorro de recursos humanos
Destinar personal a contestar mensajes ya no es necesario ya que casi siempre las preguntas de los clientes son los mismas y pueden resolverse mediante chatbots

Por otra parte, existe la idea mítica acerca de que tanto chatbots, como Inteligencia Artificial (IA) podrían mermar la contratación de personas, sin embargo, gran parte del éxito de estas herramientas radica en la adecuada interpretación y aplicación de resultados e información, tarea que hasta el momento no es replicada de manera perfecta por las máquinas como lo hace un ser humano; lo mismo en cuanto a la toma adecuada de decisiones, más allá de las atinadas inferencias de algoritmos que nos facilita un software programado previamente para ello. 

En este sentido, si bien ya hay diversas modificaciones en puestos de trabajo, entre ellas el aumento en la demanda de personal altamente especializado para el uso de nuevas herramientas; también habrá nuevas funciones.

Segmentar clientes y conocerlos mejor
Los chatbots son fuente de información, permiten, de manera rápida, obtener leads calificados para una venta, es decir, segmentar al usuario para convertirlo en un cliente casi fijo. La segmentación abre la oportunidad de enviar publicidad, descuentos, etc. con mayor posibilidad de éxito. Toda la información que se obtiene 24/7 puede ser usada a favor del negocio, por ejemplo, para que la empresa sepa que ofrecer a los clientes.

Mejorar la comunicación con el cliente             
Los chatbots abren un nuevo y más ágil canal de comunicación con el cliente, porque hace posible enviar mensajes de manera ilimitada. Además, generan cercanía con él. Es importante el monitoreo y análisis de las conversaciones a través de la herramienta para corregir los errores que puedan estar ocurriendo en las respuestas a los clientes.

Antes de implementar chatbots, es primordial se establezcan todos mensajes que quieren transmitir a las audiencias y definan la manera en cómo convertir sus producto o servicio en una conversación. Esto hará que el bot sea personalizado y le ofrezca al cliente una conversación fluida y satisfactoria. 

Luego de sumarlos a las estrategias empresariales, habrá que ordenar y segmentar correctamente las métricas para convertirlas en información utilitaria.

Version Digital NEO

Edicion 231