Una nueva visión en Wavemaker México

Haruyo
Foto: cortesía

Wavemaker, agencia de medios, contenido y tecnología de GroupM, creada a partir de la fusión de MEC y Maxus a principios de este año, ya tiene nuevo liderazgo en México, se trata de Haruyo Rodulfo, que el pasado mes de abril fue nombrada como su CEO. 
Las compañías que invierten en construcción de marca, previamente a que el consumidor tenga la necesidad de consumir sus categorías, generan hasta un 35 por ciento mayor ingreso. “Por ello estamos obsesionados por entender mejor que nadie el purchase journey de cada una de nuestras marcas”, puntualizó Haruyo.

Wavemaker México actualmente cuenta con un equipo de 113 empleados que atiende un amplio portafolios de clientes, entre los que se cuentan Mazda, Hasbro, Mercado Libre, Netflix, Chanel, Paramount Pictures, Colgate-Palmolive, Church & Dwight y Red Bull.

 “Todo aquello que hacía de MEC y Maxus dos agencias excepcionales se mantiene. Sólo añadimos más recursos, más equipo, nuevas tecnologías y más ganas para dar un mejor servicio”, afirmó Alberto Peña, Managing Partner.

El compromiso, reconoció, que la agencia adquiere con sus clientes es mejorar la calidad de servicio porque “nunca es suficiente y prometemos seguir mejorando”. Entender cómo los consumidores compran para convertirlo en el centro de la estrategia de medios; ser innovadores y creativos haciendo un uso eficiente y sensato de cada herramienta y maximizar la eficacia de la inversión en medios, abundó. Asimismo, destaca la importancia de los medios a la hora de representar “el verdadero punto de contacto con nuestros consumidores”.

Haruyo agrega que “en este momento los clientes necesitan que vayamos al mercado para centrarnos en su gran necesidad de crecimiento y cómo podemos ayudarle a que sea posible, como empresa y como socios estratégicos”.

Finalmente, Haruyo Rodulfo, señaló que de acuerdo con la filosofía de Wavemaker, es una compañía que dice claro lo que piensa. “Somos sinceros, directos, cercanos y sabemos mucho de nuestro trabajo y herramientas, pero no pretendemos saber de todo por lo que “queremos tener la vista puesta en el futuro, pero la cabeza en el presente”, enfatizó.
 

Version Digital NEO

Edicion 230