Retailers pueden tomar mejores decisiones con IA

smartretailinteligenciaartificial
Por Zapp2Photo / Shutterstock

Conocer en tiempo real qué pasa con un producto, cuáles tienen más demanda por parte de los clientes, y qué factores benefician o perjudican su venta en una tienda física, es posible con la inteligencia artificial.

En etapas previas a la introducción de la tecnología a las tiendas y supermercados, el tomar decisiones estratégicas implicaba un proceso previo duradero, en el que se investigaban una serie de datos que tardaban varios días en recopilarse y analizarse para obtener conclusiones positivas para las tiendas. No obstante, el modelo ha cambiado gracias a la introducción de la tecnología.

Algunos retailers viven en el pasado. Aún no utilizan la inteligencia artificial, la planificación de la demanda la perciben como algo aleatorio. La demanda impredecible de los clientes, los diversos canales de venta y la complejidad en la cadena de suministro han provocado que las herramientas de previsión sean indispensables. Un 71% de los retailers coinciden en que los datos históricos de ventas y la adición de datos estacionales ya no son suficientes, según datos de la compañía Symphony retail.

Dadas estas condiciones, se sugiere la implementación de tecnologías que permitan a las tiendas actuar en tiempo real para continuar satisfaciendo las necesidades de sus consumidores. Dichas decisiones adquieren un grado de exactitud mayor, pues parten de los datos que son generados por los mismos hábitos de consumo de los clientes y de su comportamiento.

La administración siempre debe estar centrada al cliente
75%
de los retailers afirman que las estrategias centradas en el cliente crean mejores volúmenes en compras en la tienda por encima del promedio. Además, 70% de los supermercados hacen esto mediante el uso de datos internos y externos para desarrollar programas de mercadotecnia localizados que se dirigen a varios segmentos de clientes en función del comportamiento real de compra.

Por otro lado, 56% de los clientes utiliza esta información para realizar pronósticos precisos de la demanda o promociones centradas en ellos, y 46% la usa para crear surtidos segmentados.

La planificación de categorías centrada en el cliente ha demostrado ser un conductor efectivo del éxito comercial, muchos retailers tienen dificultades porque no pueden aprovechar sus fuentes de datos existentes para trabajar de manera efectiva. Los factores que más los limitan son:

54% - Datos inconsistentes o incompletos.

52% - Insuficiente talento y capacidades de análisis de datos.

38% - Procesos heredados y sistemas arcaicos.

33% - Falta de colaboración entre las funciones empresariales.

29% - Falta de una estrategia omnicanal integrada.

Estas cifras demuestran que es más que necesaria la evolución de las empresas, tal como lo ha marcado el ritmo impuesto por la transformación digital.Aplicar soluciones tecnológicas para modernizar a las compañías ha dejado de ser un lujo para convertirse en una necesidad.

Version Digital NEO

Edicion 230