El primer bar robótico es de origen mexicano

barbot

 

Hace unos meses, Fabien Legay y Paola Dulanto llegaron a la final de Shark Tank y presentaron su proyecto a cinco reconocidos inversionistas. Repartieron unas tablets y pidieron a los miembros del jurado que eligieran su trago favorito para que un robot se los preparara, tras convencerlos recibieron un premio de MN$1 200 000. Así nació Barbot, una máquina que parece salida de Volver al futuro.

El resultado de esa inversión es la creación de la tienda oficial de Minifab 3D y el lanzamiento al público del primer bar robótico hecho en México, que se venderá exclusivamente en Mercado Libre.

“Barbot es un bar automatizado que funciona a través de un smartphone o tablet. Deben entrar a la app y allí encontrarán hasta 100 opciones de cocteles”, cuenta Legay, CEO de Minifab 3D, empresa que comenzó a fabricar impresoras 3D y ahora se aventura en el sector de los bares robóticos. “No la creamos solo para exhibición y diversión. Barbot tiene una gran utilidad para bares y restaurantes porque dice cuál es la bebida más vendida y controla el inventario”, agrega el cofundador.

La máquina acepta hasta 11 botellas para licores, jugos y refrescos, cuesta MN$38 000 pesos y se encuentra a la venta en Mercado Libre desde el 13 de septiembre.

Version Digital NEO

Edicion 231