Big Data: claves para capitalizar la información

bigdataestrategiamktg

Por Javier García Delgado, director de Mercadotecnia y Producto en Up Sí Vale

Actualmente, una diversidad impresionante de comercios busca encontrar la mejor forma de conectar con sus clientes, bajo la premisa de ofrecer productos y/o servicios a la medida de sus necesidades, así como colocarlos en el momento y lugar adecuado. Ante este escenario, se vuelve clave explotar la mina de oro con la que cuentan de manera exponencial las organizaciones: la información.

Encontrar herramientas tecnológicas que permitan la limpieza, integración, análisis, gestión y gobierno de datos, se vuelve vital en la era de la “explosión de información”. La misión de los líderes empresariales es administrar la información con sistemas analíticos y de inteligencia para conocer al cliente y mejorar la toma de decisiones.
 
Contar con resultados confiables y medibles en materia de información es un reto, por ejemplo, el pronóstico de la consultora IDC es que en un par de años 40% de las principales 3000 empresas latinoamericanas dependerán fuertemente de su capacidad de crear experiencias digitales; para lo anterior, capitalizar los datos será pieza fundamente para su desarrollo, así como la materialización de soluciones convergentes con el comercio electrónico, marketing online y la economía digital.
 
Por otra parte, la denominada “app economy”, referente al rango de actividad económica que rodea a las aplicaciones móviles, hace que los consumidores a través de aplicaciones móviles generen datos sobre sus gustos, motivaciones y perfil de compra; los cuales se encuentran disponibles para que las empresas brinden ofertas a la medida de su estilo de vida. No cabe duda, la información sigue siendo el rey en las estrategias corporativas y la convergencia entre tener información y la revolución global móvil modificarán el comportamiento del consumidor. 
 
Implementar estrategias de Big Data permitirá a las organizaciones capitalizar los datos con sus principales variables. Las áreas de marketing, deberán aprovechar esta información para generar valor agregado a sus clientes y usuarios de la manera más personalizada posible.  
 
Una opción adecuada sería contar con una plataforma que recabe información demográfica, de preferencias y de geolocalización de usuarios o clientes registrados. Asimismo, que esta solución pueda aprender de las interacciones de los usuarios para ofrecerle contenido u ofertas personalizadas.

Esto permitirá tener una mejor perspectiva de quién es su cliente, donde se mueve y que otras ofertas le interesan. Con base en estos comportamientos y con la ayuda de modelos matemáticos, se pueden desarrollar patrones de consumo.
 
Imagine crear ofertas permanentes o temporales y dirigirlas a grupos específicos de clientes, por ejemplo, ofertas para los clientes más fieles, crear algo diferente para cumpleaños; o dirigir campañas para aquellos que se mueven cerca de los puntos de venta con mucha frecuencia y tienen el perfil ideal, pero nunca han entrado.

Version Digital NEO

Edicion 231