Terapia que reduce el riesgo de reaparición del cáncer de mama

Terapia que reduce el riesgo de que el cáncer de mama reaparezca
Imagen: Minerva Studio

 

El cáncer de mama se ha vuelto uno de los desafíos más importantes para la salud de la mujer, ya que se calcula que una de cada ocho mujeres padecerá la enfermedad. En el diagnóstico inicial, el 58% de las pacientes lo presenta en etapas avanzadas de la enfermedad, cifra que se ha mantenido sin cambios desde el 2007-2015 sugiriendo que, si bien el acceso a tratamiento ha sido eficiente, aún no se logra satisfactoriamente la detección temprana.

El Dr. Christian Águila, investigador clínico en cáncer de mama y gerente médico  en Roche México mencionó “este año se conmemoran 20 años desde la incorporación de trastuzumab al tratamiento de cáncer de mama HER 2 positivo. Este ha logrado cambiar la realidad para muchas pacientes en el mundo y en el país, pues tres de cada cuatro tendrían la posibilidad de seguir viviendo a 10 años o más, a pesar de la enfermedad, lo cual significa un cambio en el desarrollo natural de este subtipo agresivo de tumor”.

Una mejora al tratamiento del subtipo de cáncer de mama HER2 positivo, ha consistido en adicionar un segundo anticuerpo para mejorar los resultados, sobre todo para tumores avanzados.

El estudio que investigó este nuevo tratamiento –NeoSphere-, demostró que las pacientes que se les añadió  pertuzumab al tratamiento estándar (trastuzumab y quimioterapia) tuvieron mayor posibilidad de que al momento de la cirugía ya no existiera enfermedad. Se alcanzó una tasa de respuesta de 39%, casi el doble que con solo trastuzumab. Este logro además se tradujo en una disminución del 40% en el riesgo de que la enfermedad reaparezca y un 31% de que progrese hasta ser incurable o lleve a la muerte por el cáncer[iv].

La Dra. Claudia Arce, oncóloga médica adscrita al departamento de tumores mamarios del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) mencionó que “existen dos causas asociadas que hacen que la enfermedad avance, la primera es el retraso del diagnóstico, lo que tiene por consecuencia la segunda, que es  el atraso del inicio del tratamiento oportuno. Por cada mes de retraso por parte de la paciente en buscar atención médica, se incrementa 1.8% la probabilidad de presentar una etapa avanzada de la enfermedad[v]”.

Múltiples esfuerzos han contribuido a mejorar el panorama para las pacientes con cáncer de mama, en el mundo. Los avances han sido posibles por la mayor comprensión de las funciones y mecanismos de las células con cáncer, lo que ha permitido identificar nuevos tratamientos dirigidos a puntos específicos de la célula tumoral.

Al respecto, la Dra. Arce mencionó “diversos análisis han concluido que en el último cuarto de siglo la disminución en la mortalidad por cáncer de mama en países desarrollados, ha sido consecuencia del tratamiento posterior al manejo quirúrgico inicial (adyuvante), por lo que la estrategia para replicar ese éxito en México, debe consistir en asegurar que la mayoría de nuestras pacientes sean diagnosticadas con tumores operables de inicio y disponer para ellas de un tratamiento adyuvante efectivo”.

“Además, debemos considerar que uno de cada tres pacientes en etapas tempranas, enfrentará el regreso o recurrencia de la enfermedad y en la mayoría de las ocasiones se presentará como enfermedad metastásica[vi]. Por ello, las pacientes deberían recibir el mejor tratamiento disponible que evite o retrase lo más posible la recurrencia de la enfermedad”, añadió la Dra. Arce.

Una historia que ejemplifica el éxito del tratamiento adyuvante, fue el desarrollo de trastuzumab, un anticuerpo dirigido a una proteína llamada HER2 presente en el 15-20% de los tumores malignos de la mama[vii], un subtipo de cáncer muy agresivo.

Aún hay por hacer, está en nuestras manos construir hoy el futuro

Para finalizar, el Dr. Águila mencionó “en Roche estamos muy orgullosos de conmemorar 20 años de ayudar a las pacientes con cáncer de mama a tener una mejor calidad de vida y brindar la oportunidad de un mejor pronóstico y control de la enfermedad. Invitamos a la sociedad en general, a las instituciones y todos los involucrados en el manejo de esta enfermedad, a sumarse a los esfuerzos en común. “Está en nuestras manos” hace referencia a la participación que todos tenemos como parte de la atención y tratamiento temprano del cáncer de mama en nuestra población”.

Asimismo, hizo un llamado a que las mujeres acudan a una revisión periódica con su médico; practiquen la autoexploración para detectar cualquier anomalía en glándulas mamarias y ante la sospecha acudir de inmediato al médico. Hizo hincapié en buscar descartar o confirmar el diagnóstico en el menor tiempo posible.

 

 

 

 

 

 

 

Version Digital NEO

Edicion 231