Los retos de iniciar un emprendimiento

 

retosdeemprendimiento
Por g-stockstudio / Shutterstock

El Instituto Global de Emprendimiento y Desarrollo (GEDI) en sus resultados de 2018, muestra que México tuvo un descenso de 4 sitios en el ranking, pues pasó de la posición 71 a la 75. La explicación a este fenómeno puede provenir de diversas fuentes, sin embargo, las principales no dependen del emprendedor, sino de las condiciones del entorno en el que vive.

México tiene cada vez más nuevos emprendedores que buscan generar un cambio en el país. Esto, por ejemplo, ha desembocado en que en los últimos seis meses del 2017 y los primeros seis del 2018, nacieron 125 nuevas Fintechs, lo cual suma un total de 334 startups de este tipo en el país.

Pese a este aumento, el país aún no ofrece las suficientes facilidades para que surjan más emprendimientos, lo cual está evidenciado en el informe Doing Business en México 2017, el cual señala que México se encuentra en el lugar 47 de 190 en cuanto a facilidad para emprender.

Por otro lado, los emprendedores al empezar sus actividades suelen enfrentarse a un panorama que está lejos de corresponder con el ideal. En buena parte, un amplio número de emprendedores inicia sus proyectos con el objetivo de convertirse en su propio jefe, no cumplir con jornadas laborales fijas, obtener un mayor ingreso, entre otras, sin embargo, comenzar con una tarea así implica dedicar muchas más horas de trabajo que en la otra modalidad. Además, la rentabilidad de un negocio no es momentánea. Las verdaderas ganancias se perciben tras la consolidación de la empresa.

Al respecto, Alejandro Guízar, CEO de Billpocket, considera pertinente mantener en perspectiva que “Emprender es un maratón y debes prepararte, pero siempre es más importante el porqué lo corres: tu motivo, inspiración, sueño o pasión, como lo llames, es la piedra angular para que tu nueva aventura sea redituable para tu vida profesional y personal”.

Sin embargo, durante este maratón ocurren episodios incómodos en donde la presencia de capital es vital. Para ello los emprendedores pueden sostener su epresa con base en los primeros ingresos que genera la empresa, o bien, pueden recurrir a empresas que otorgan financiamientos, decisión que toman 25% de los emprendedores en México. Esta situación, en ocasiones, también representa un reto para ellos, pues las instituciones financieras ofrecen préstamos con intereses elevados y no suelen "arriesgar" con ellos.

Emprender es dar un salto al vacío, pues no existen garantías de que ningún emprendimiento sea exitoso. Esto se consigue con un trabajo inteligente, constante y organizado. Además de buena actitud.

Version Digital NEO

Edicion 231