¿Qué tan lejos se encuentra México de ser una ciudad inteligente?

Imagen de GabyGarcia

Hace algunos años, la ciudad de Buenos Aires tuvo uno de los peores inviernos de su historias, teniendo como consecuencia la peor inundación que se tiene registrada en el gobierno  bonaerense. En ese sentido, el gobierno de la ciudad decidió utilizar la tecnología de SAP para colocar sensores en la red de alcantarillado de la ciudad. Un año después, el invierno y las lluvias fueron aún más fuertes, sin embargo, con el uso de estos sensores que emitían alertas y con el uso efectivo del Big Data, se evitaron los problemas de la ciudad. 

En el caso de la CDMX, cada año registra serios problemas de inundaciones, tráfico, problemas de estacionamiento o en el servicio público al coexistir sistemas administrativos independientes. Son grandes retos, pero a través de la tecnología se tiene la oportunidad por convertirse en una ciudad inteligente, capaz de proveer servicios de calidad a sus habitantes, claves para mejorar las condiciones económicas y de negocios del país. Incluso, este tipo de tecnología puede ser utilizada desde algo básico como integrar dependencias en un sólo sistema, hasta reducir pérdidas que pueden ocurrir en fenómenos naturales como sismos o huracanes.

La colaboración entre el sector público y empresas privadas de tecnología sería una sinergia, que beneficiaría a la población mexicana.

Para 2050, está previsto que México se convierta en la séptima economía a nivel mundial, de acuerdo con un análisis realizado por PricewaterhouseCoopers (PwC), siendo uno de los factores, la rápida adopción de nuevas tecnologías con las que ya se cuentan en nuestro país, como el uso de Big Data, Internet de las Cosas, Servicios de la Nube, Analytics, entre otros.

SAP, a través de la implementación de sus soluciones en diversas ciudades, ha sumado importantes historias de éxito con el objetivo de optimizar procesos y trámites únicos en el sector público, así como para simplificar los primeros pasos para el desarrollo de ciudades inteligentes que permanezcan todo el tiempo conectadas con sus habitantes, al servirse de millones y millones de datos que les permitan ofrecer mejores servicios, enriquecer la calidad de vida y experiencias para los ciudadanos.

“Otras historias de éxito pueden ser los casos de los equivalentes a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de los gobiernos federales de Francia y Portugal, que lograron una mejor comunicación con los ciudadanos, así como la integración de todos los servicios sociales de Dinamarca, independientemente del público al que iban dirigidos o la dependencia que le otorgaba”, indica Alejandro Tinoco, director de Servicios Públicos de SAP Global.

Tomando en cuenta la rapidez con la que México adopta nuevos servicios tecnológicos de empresas como SAP, nuestro país podría verse beneficiado en el corto plazo de tecnologías y soluciones que puedan mejorar aspectos básicos como la movilidad, alumbrado público, servicios administrativos, trámites gubernamentales, servicios de salud y créditos de vivienda.

Por su parte, Jorge Flores Kelly, economista del ITAM y director de Aporta CE, advierte que para que esto se lleve a cabo, es necesario que los funcionarios públicos vean que sí es posible transformar lo que tenemos con la tecnología, ya que estamos acostumbrados a pensar en las restricciones como la normatividad y presupuestos.

La colaboración entre el sector público y empresas privadas de tecnología pueden contribuir a una sinergia que ayudará, a lograr que México se posicione en la economía mundial, a través de ciudades inteligentes que proveen de servicios de calidad a sus habitantes, clave para mejorar las condiciones económicas y de negocios del país.

Rate this article: 
No votes yet