Fernando Famanía

  • El mito de la segunda caja de Oxxo

    No es la primera vez que alguien habla respecto a la inexplicable y en ocasiones desesperante existencia de la segunda caja en el OXXO; ese ente que ha creado controversia en redes sociales y ha sido objeto de memes, burlas, videos y hasta textos de análisis mercadológico.
  • El consumidor del 2020

    ¿Será radical el cambio del consumidor de 2020? Aunque en México vamos “pian-pianito” en lo que a comercio electrónico se refiere, la confianza del consumidor ha crecido; tan es así, que según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), el Hot Sale de 2017 registró ventas que superaron los MN$4 millardos lo que significa un incremento de 4.2 veces frente a la edición anterior.
  • De dinero y monos capuchinos

    Se dice que, en 2005, un psicólogo y un economista de la Universidad de Yale le enseñaron a un grupo de monos capuchinos a comprender el concepto de dinero. Pronto, los monos comenzaron a adquirir comportamientos hacia el dinero igual que hacen las sociedades humanas. Hubo algunos que se volvieron adictos al trabajo, otros que prefirieron holgazanear y conformarse con lo indispensable para subsistir, mientras que algunos ahorraban sus monedas; incluso, uno de ellos decidió gastarlo en sexo y la monita aprendió lo que es la prostitución.
  • ¿Qué hacer si ya estamos en la industria más estresante?

    México tiene el primer lugar en estrés laboral, por encima de China (73%) y EUA (59%), de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En 2016, el estrés provocó, por lo menos, 25% de los 75,000 infartos registrados al año en México.
  • El chiste no se cuenta solo: storytelling

    Ya en colaboraciones anteriores hemos platicado sobre la renuencia del consumidor a ser “utilizado” por las marcas, a ser visto simplemente como el ser influenciable al que podemos sacarle dinero. Desde el principio, la comunicación del ser humano ha satisfecho no solo el menester de compartir sus necesidades básicas, sino la trascendencia y el intercambio de sentimientos, momentos o anécdotas, es decir, de historias. ¿Por qué nos sigue pareciendo
    tan difícil incorporarlo a la hora de vender?