¿Cómo hacer un buen monitoreo de medios?

monitoreo_rp
Por g-stockstudio / Shutterstock

Una de las actividades más importantes en relaciones públicas es el seguimiento de la presencia que tiene el cliente en los diferentes espacios de comunicación. Reconocer tendencias, prevenir crisis e identificar los mensajes que están teniendo mejor impacto son algunos de los beneficios que resultan de un monitoreo de medios, pero ¿cuáles son los elementos claves para un buen seguimiento?

Los medios de comunicación han evolucionado en términos de estructura y contenidos en los últimos años. Las personas están conectadas por más tiempo y viven de una manera omnicanal: se prevé que para 2020 habrá en promedio siete dispositivos conectados por persona, lo que hace necesario realizar mediciones crossmedia que brinden una visión integral a las empresas, según explicó Ricardo Barrueta, director general de GfK, en un congreso organizado por el Condujo de Investigación de Medios.

Monitorear los medios significa vigilar los canales en donde se ha enviado un mensaje y detectar qué reacciones ha tenido en el público objetivo para atenderlas y actuar en consecuencia, según explica Another Company, agencia de relaciones públicas, la cual también sugiere revisar diferentes aspectos con base en cada uno de los medios.

Televisión y radio: entre los puntos a revisar destacan el rating de la emisora, el área de cobertura, audiencia por minuto y horas sintonizadas en promedio. Para analizar los mensajes, se puede acceder a grabaciones o podcasts para conocer aspectos como el tono o fidelidad de las menciones.

En promedio, un 14.7% de las personas tiene la televisión en el día, mientras que un 7.5% es el promedio de audiencia con el radio encendido, según datos del Tercer informe trimestral estadístico 2017 del Instituto Federal de Telecomunicaciones.

Medios digitales: en 2017, los usuarios de Internet en México crecieron 12%, con lo cual abarcan un 79.1% de la población, según el 14° Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en México 2018 de la Asociación de Internet.MX (AIMX).

En este sentido, las impresiones, la fuente del tráfico, las visitas únicas, el tiempo de permanencia, así como los visitantes nuevos y recurrentes son de los elementos fundamentales para analizar este canal. Para hacerlo se pueden utilizar herramientas como Google Trends o especificaciones en cuanto a países o fechas para tener un reporte más detallado.

Impresos: es importante monitorear estos canales porque varios medios manejan una agenda informativa distinta tanto en impreso como digital. Se debe evaluar el alcance, el espacio de la historia, el tratamiento informativo y la circulación del medio.

Redes sociales: acceder a estas páginas es la principal actividad de los mexicanos en línea, con un total de 89% de incidencia. Asimismo, según la AIMX, Facebook, Whatsapp y YouTube son las redes sociales más usadas, con 98%, 91% y 82% cada una, en el mismo orden.

Para este análisis se pueden utilizar las herramientas internas de cada red o de fuentes externas que permitan identificar las impresiones, la frecuencia, las menciones, los mensajes que son compartidos y los clics generados.

Influenciadores: estos personajes han adquirido relevancia por la conexión y confianza que generan con la audiencia. En este sentido, es importante conocer la reputación de la persona en cuestión, su tipo de público, el número de seguidores, el nivel de conversión y el engagement con su audiencia.

Así que ya sabes, si quieres realizar un buen monitoreo de medios, no olvides incluir estos puntos en tu estrategia y #HazMarketing.

Version Digital NEO

NEO 278 Marcas en Qatar, lujo, Los pilares de la Transformación de RENAULT

 


¿CÓMO SER RELEVANTE EN LA ERA DE LA DESLEALTAD?

 

Nazda 5