Productos de alto valor del aguacate: tecnología emergente

aGUACATE
Imagen: Pixabay


En el marco del 49o Congreso de Investigación y Desarrollo organizado por el Tecnológico de Monterrey, tuvimos la oportunidad de conocer a la doctora Carmen Hernández Brenes, de la Escuela de Ingenería y Ciencias quien está encargada de descubrir y desarrollar moléculas que puedan ser aprovechadas en distintos usos.

En el caso particular de la doctora Hernández Brenes, ha dirigido un exitoso equipo de trabajo integrado por más de 10 investigadores, 6 alumnos de doctorado y tres de maestría que han encontrado moléculas (acetogeninas) que tienen usos comerciales interesantes, entre los que destacan su uso como conservadores (Avosafe) y propiedades antitrobóticas, que pueden ayudar en la prevención de infartos y embolias.

Estos productos están patentados en México y cuentan con solicitudes de patente a nivel internacional. A decir de la doctora Hernández, el proyecto lleva más de nueve años de trabajo; en este tiempo las empresas que producen y consumen pulpa de aguacate se acercaron al TEC para darle un uso alternativo al hueso, uno de los principales deshechos que queda a nivel industrial.

El equipo de la doctora Brenan encontró que las moléculas del aguacate tienen gran potencial, pero aún se encuentran en el camino de su aprobación internacional puesto que deben contar con pruebas de seguridad y actualmente el desarrollo se encuentra en el nivel 6 o 7 de 9 posibles. 

"El conservador que buscamos sustituir (con Avosafe) son los nitritos; la organización mundial de la salud ha recomendado que no estén en los productos cárnicos, pero no solo sirve para este caso en particular. Podrían usarse para productos refrigerados, con conservadores, quesos y cualquier producto listo para consumir", observó Hernández Brenes. 

Las grasas que tiene el aguacate tienen una propiedad antiagregante, que también podría sustituir a las aspirinas que se les recetan de por vida a las personas que han sufrido algún infarto o embolia. Avocardio sería una alternativa natural a la aspirina. 

La doctora Hernández Brenes agradeció a todo el equipo que, a lo largo del tiempo ha participado en este proyecto para aprovechar mejor el recurso sobrante del aguacate y explicó que las empresas deben convencerse de invertir en proyectos de investigación para propiciar que se concreten las aplicaciones de este tipo de desarrollos científicos. 

Version Digital NEO

NEO abril