Marketing para emprendedores

Las estrategias de marketing no son exclusivas de las grandes empresas, las pequeñas, medianas, e incluso micro deben tenerlas bien definidas si buscan trascender en un entorno altamente competitivo.


Marketing para emprendedores

Por Marcela González, Head de Marketing de Mercado Pago México

Contar con un plan de mercadotecnia potenciará el crecimiento del negocio en el corto plazo, incluso al doble, en comparación con aquellos que no estén presentes en la mente de los consumidores.

Contrario a lo que se piensa, estas campañas no tienen que representar un gasto enorme de miles de pesos, tampoco requieren un gran número de personas para implementarlas, y mucho menos deben transcurrir montones de meses de planeación para ejecutarlas.

Uno de los principales errores que cometen las nuevas empresas, negocios o emprendedores, es tratar de competir en un mercado dominado por los grandes jugadores, esto resultará muy costoso en tiempo y dinero porque ellos tienen muchos más recursos para invertir y atender sus diversos canales de comunicación. El enfoque debe estar en desarrollar estrategias creativas, asertivas y diferentes.

A continuación, te compartimos cuatro consejos que te servirán como guía para definir por dónde comenzar, partiendo de la idea que menos es más:

  1. Lo primero es definir una marca: cómo vas a demostrar quién eres y cómo quieres que la gente te perciba, qué valor agregado ofreces. Suele confundirse con un logo o una combinación de colores, pero la marca debe ir mucho más allá.

    Su definición debe ser un proceso cuidadoso que puede partir desde la selección del nombre, que sea pronunciable, y que realmente represente lo que estás ofreciendo.

    De esa manera, se puede generar un concepto que arrope al usuario, al producto y a la marca, porque a través de ella se van a crear experiencias y conexiones emocionales, y si la experiencia de compra es satisfactoria quedará grabada en la mente de los consumidores por mucho tiempo.

    Debes evitar caer en uno de los principales errores: crear la identidad después del sitio web, entonces ya no estará alineada correctamente.
  2. La experiencia de venta omnicanal. Un estudio de Deloitte sobre omnicanalidad ejemplifica que “cuando queremos ver películas tenemos muchos proveedores de contenidos que nos permiten hacerlo, ya sea por televisión abierta, privada o Internet (multicanal). Pero son pocos los que permiten comenzar a ver un programa en un dispositivo —por ejemplo en un televisor—, seguir viéndolo desde otro dispositivo —como una tableta— sin hacer un gran esfuerzo y con la misma experiencia.

    En el caso de la multicanalidad, hay una estrategia de venta a través de diversos canales, todos corren en paralelo pero nunca se unen entre sí, por ejemplo: vendes en una tienda física en un centro comercial, cuentas con un sitio de e-commerce, vendes en un marketplace y a tus vecinos de la colonia; son diferentes canales pero en cada uno atiendes de manera diferente, quizá en un lugar es más detallado que en otro o el tiempo de entrega es menor en la tienda que en el e-commerce, cuando en realidad en todos la experiencia debería seguir siendo exactamente la misma.
  3. Redes Sociales. En un mundo totalmente conectado, si no estás ahí, no existes. Aquí lo importante es definir qué capacidad de respuesta tendrás con tus usuarios.

    Muchas veces queremos estar presentes en Facebook, Instagram, Twitter, Pinterest, Snapchat,
    todos al mismo tiempo, la realidad es que tendrás tiempo solo para publicar en una o dos de ellas y replicar el mismo mensaje en todas las redes no es lo adecuado, pues cada una tiene un lenguaje y uso diferente.


    En este caso, es recomendable tener una o dos redes sociales respondiendo a la pregunta de cuáles son las que realmente hacen sentido con el negocio, cuáles me permiten acercarme al público al que deseo llegar

    Así, podrás aprovechar sus ventajas, como mostrar el uso real de tus productos a través de videos, tener contacto con clientes y clientes potenciales, publicar promociones, resolver dudas de una manera más personalizada y convertir a los usuarios en voceros de la marca.
  1. Factor sorpresa. El famoso efecto ¡WOW! Esto es dar un valor agregado que pueda diferenciarte del resto de los demás. El Efecto WOW, está muy ligado a las emociones. Cuando algo nos emociona de manera positiva se hace memorable para nosotros.

“Las personas primero sienten, luego piensan”, Mari Carmen Obregón, autora y conferencista del Efecto WOW y Tu Charm Factor.


Añadir este pequeño ingrediente secreto, generará lealtad con tu marca, incrementará la frecuencia de compra y el word of mouth será inevitable. La publicidad de boca en boca siempre es la mejor.

Piensa en los detalles y nada más que en los detalles; a la gente le gustan las personas detallistas y las empresas que no pierden de vista este enfoque.

Tener un detalle con tu cliente no necesariamente tiene que ser costoso para la organización, puede ser desde una sonrisa o llamarlo por su nombre. Es más costoso perder a un 20% de tus clientes anualmente por un mal servicio, una mala experiencia o por no hacerlo sentir especial.

Algunas preguntas clave: ¿qué les gustaría a ustedes recibir?, ¿qué detalle podría hacer del momento algo inolvidable?, ¿cómo podemos salirnos de la norma y buscar hacer cosas distintas que el cliente valore?

#HazMarketing

Version Digital NEO

NEO mayo