¿El embarazo puede provocar miopía?

Por si Ustedes no estaban enterados, existe un tipo de miopía generada durante el embarazo conocida como miopía gestacional, que como su nombre lo indica, es transitoria. Se presenta únicamente durante el periodo gestacional y por lo regular se revierte por sí sola de manera progresiva después de seis u ocho semanas del parto aproximadamente.


¿El embarazo puede provocar miopía?
Imagen: Koldunov para Shutterstock

 

La miopía en general, es uno de los defectos de refracción más comunes, junto con el astigmatismo y la hipermetropía. Tiene la característica de disminuir la calidad de la visión lejana debido a que la forma del ojo hace la córnea muy puntiaguda. Durante el embarazo, esta situación se suele exacerbar.

De la Clínica Omnilaser, el Dr. Luis Antonio de Alba Galindo, especialista en Salud Visual, explica:

“El cuerpo de una mujer embarazada cambia muchísimo en todos los aspectos, incluidas las estructuras oculares. Mujeres que en su vida han tenido una excelente salud visual pueden presentar visión borrosa. Cambia la estructura anatómica del ojo gracias a la cantidad de hormonas que hay en el cuerpo, e incluso, la retención de líquidos modifica la córnea y el cristalino. Si no se padecía miopía antes pero sí en el embarazo, hablamos de miopía gestacional. Si ya se padecía antes, durante el embarazo pueden aumentar las dioptrías agravando la calidad visual”.

Tratándose de un embarazo, además de todo el seguimiento médico que inherentemente implica, también se debe dar importancia a la salud visual y los cambios estructurales oculares que se puedan llegar a presentar, para llevar el periodo gestacional con la mayor y mejor salud posible. Advierte el especialistas, que generalmente la miopía gestacional desaparece sola después de un par de meses aproximadamente de dar a luz, pero si la miopía permanece, o si ya se padecía y después se agrava, tiene remedio definitivo con una cirugía refractiva correctiva.

 

Menor lubricación ocular

Sobre este mismo tema, la especialista en optometría de Devlyn, Leticia Orozco, hace hincapié en la importancia de realizarse revisiones periódicas en el embarazo y menciona que existen mujeres que presentan molestias oculares tales como visión borrosa, síntoma que la mayoría deja pasar, aun cuando la visita al optometrista en esta etapa es vital para descartar otros problemas más graves o simplemente, adaptar sus auxiliares visuales.

Si bien, algunas mujeres que ya utilizaban lentes de contacto pueden experimentar cierta intolerancia a éstos durante el embarazo a causa de una menor lubricación ocular, y explica la experta:

“Hoy existen diferentes alternativas para las futuras mamás que son una opción muy cómoda y segura para este momento de la vida, en el que mantener la funcionalidad es esencial.

“Todas las mujeres embarazadas deben someterse a una revisión ocular, a fin de identificar cualquier alteración en su agudeza visual, a pesar de que estos cambios en su mayoría suelen ser transitorios, el uso de lentes de contacto es una buena opción para corregir tales problemas, ya que al venir en presentaciones mensuales o de reemplazo diario, se adaptan a la temporalidad del embarazo".

Informa Orozco que existen lentes de alta oxigenación que gracias a sus materiales no son invasivos y evitan la resequedad del ojo.

Version Digital NEO

NEO julio