La inteligencia artificial nos hace mejores humanos

La IA amplifica nuestro potencial, según la perspectiva de José Luqué, Country Manager de Infor en México, quien en esta colaboración comparte los principales beneficios de emplear esta tecnología.


La inteligencia artificial nos hace mejores humanos
Fotografía por Peshkova / Shutterstock

Por José Luqué, Country Manager de Infor en México

El entusiasmo por la Inteligencia Artificial (IA) está en crecimiento constante. Los CEOs se maravillan de su potencial y de la capacidad para realizar funciones cognitivas como resolución de problemas y razonamiento, que antes solo era realizado por personas.

Pero junto con esto también vemos la posibilidad de que millones de trabajadores sean reemplazados al quedar obsoletos. Sin embargo, una nueva investigación nos muestra otra realidad, en la cual la IA nos hace mejores seres humanos. Es decir que la IA amplifica al potencial humano, no lo destruye.

La IA logra que seamos mejores profesionales
Un ejemplo de esta mirada optimista de la IA es en el ámbito de la investigación médica. Actualmente el poder de Internet hace que sea posible para los estudiosos del cáncer acceder y traducir documentos de investigación de colegas en otras partes del mundo.

Ahora, ¿cuántos de estos documentos llenos de datos puede un investigador leer? Existen plataformas de IA con la capacidad de “leer” documentos cien veces más rápido que cualquier humano. Las plataformas pueden luego resumir tendencias, patrones y otros datos vitales que una persona sola sería incapaz de lograr.

Esto hace que los investigadores cuenten con un mayor conocimiento y por lo tanto sean mejores en sus puestos de trabajo. En otras palabras, no los reemplazan, sino que mejoran su potencial humano.

Consideremos la aplicación de IA para logar retener a los empleados talentosos.

La movilidad y reemplazo tradicional de los empleados ha sido un proceso vertical, donde los jefes evalúan a los empleados durante las entrevistas. La IA cambia drásticamente esto y beneficiará a los trabajadores individualmente.

Las plataformas de IA optimizan los datos de una gran variedad de fuentes. Estos datos pueden incluir el desempeño en puestos anteriores, indicadores de tests, Myers-Briggs, proyección de la plataforma de IA y datos de redes sociales.

La plataforma de IA ayuda a realizar referencias cruzadas de los perfiles de los empleados para los puestos disponibles en la organización, de esta manera verá si hay coincidencias.

Puede resultar que haya empleados que califiquen mejor para otras posiciones considerando sus habilidades. De esta manera, la IA no depende del jefe para la selección y brinda mayores oportunidades para los empleado.

No sorprende que las organizaciones estén empezando a realizar mayores inversiones en IA. Un reciente estudio de IDC predice que la inversión en IA y sistemas cognitivos crecerá de US$19 millardos a US$52 millardos en tres años.

El estudio resume: “Todo sector y todas las organizaciones deben evaluar la IA para ver cómo afectará la eficiencia de sus procesos de negocio y la llegada al mercado”.

Buenas noticias para los trabajadores
Un descubrimiento clave en un estudio de McKinsey, es que el mayor efecto que puede tener la IA en el personal es producir cambios en el trabajo que la gente realiza, es decir, una mayor colaboración entre máquinas y personas, no necesariamente significa una reducción de personal.

Específicamente, McKinsey comenta que: “A pesar de la preocupación de que la IA se utilizará para automatizar los trabajos existentes, en general también se considera que la IA tendrá un efecto menor en la cantidad de personal de las organizaciones en los próximos años”.

Es decir, que en lugar de reemplazar empleados y causar desempleo, la IA probablemente “inyecte un mayor orgullo y dignidad al trabajo”, conforme a lo que sugiere, el ex presidente de Google China, Kai-Fu-Lee, pero sin sistemas y plataformas avanzados que los trabajadores puedan acceder y usar.

Lograr el Potencial Humano
Las experiencias de las investigaciones y de los primeros adoptadores claramente muestran un vaso medio lleno de la IA.

A medida que las plataformas de IA avanzan sobre las tareas más mundanas, aburridas y repetitivas, los trabajadores pueden ser capacitados para optimizar el gran poder de la información y del conocimiento según la demanda para resolver los problemas del trabajo.

Version Digital NEO

NEO julio