Empresas mexicanas avanzan en la capacitación laboral

La innovación y la competitividad son fundamentales para que cualquier empresa logre su crecimiento, y por ende las organizaciones deben centrar parte de sus esfuerzos en fortalecer uno de sus pilares más fuertes, los empleados.


Empresas mexicanas avanzan en la capacitación laboral

Algunos empresarios se han percatado de esto, y con la finalidad de llevar a sus compañías a otro nivel, han tomado la decisión de capacitar a sus empleados, provocando que sus compañías se vuelvan altamente rentables, pero sobre todo competitivas.

Por ejemplo, en EUA, las empresas invierten en promedio US$91  millardos en capacitación de personal, lo que equivale a más de US$1 millardo por cada miembro del personal capacitado.

Sin embargo, en Latinoamérica, solo uno de cada 10 trabajadores ha recibido algún tipo de formación en el último año, cuando en promedio, los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), registraron que cinco de cada 10 empleados han formado parte de algún programa de capacitación.

De acuerdo con el último estudio realizado por la firma de estudios de opinión, De las Heras Demotecnia, acerca de la capacitación laboral, se detectó que solo el 53% de los trabajadores encuestados ha participado en algún programa o curso laboral en el último año, en donde pudieron mejorar sus áreas de oportunidad y reforzar habilidades ya existentes. De este universo, el 71% aseguró que la capacitación recibida era justamente lo que necesitaban para seguir creciendo.

Sin embargo, y a pesar de que esta capacitación está relacionada con las actividades que realizan en su labor diaria (94%), el 70% de los encuestados dijo que al terminar dichos cursos no recibieron un aumento de sueldo o no se les ofreció un nuevo puesto.  

Pero, ¿qué beneficios trae consigo una capacitación o formación laboral?, pues bien, acorde con los resultados que reveló este estudio se encuentran un aumento en la productividad (32%), mejora en la actitud y el ambiente de trabajo (30%), crecimiento profesional del empleado (12%), disminución de riesgos laborales (7%) y aumento en el prestigio de la empresas (3%).

Por otro lado, es importante no perder de vista al 43% de las personas activamente económicas que aseguraron nunca haber recibido una capacitación laboral, pues éstas creen que por distintos motivos, sus empleadores no les han ofrecido capacitarse.

De hecho, el 36% aseguró que esto ha sido porque su trabajo no lo requiere, el 13% cree que es por los altos costos de las capacitaciones, el 12% piensa que para las empresas no son necesarias las capacitaciones, y sólo el 8% dijo que por falta de interés de la organización hacia los trabajadores.

 

 

 

 

Version Digital NEO

NEO junio