Hígado Graso, preocupante causa de muerte

Este año, por segunda ocasión, se conmemora el Día Internacional del Hígado Graso No Alcohólico (Día Internacional de la Esteatohepatitis), el 12 de junio. medix® y la Asociación Mexicana de Hepatología (AMH), unen esfuerzos para concientizar a la población mexicana acerca de las consecuencias de este padecimiento debido a que hoy en día, afecta a más de 115 millones de personas en todo el mundo.


Hígado Graso, preocupante causa de muerte
Imagen: Ben Schonewile para Shutterstock

La Enfermedad Hepática Grasa no Alcohólico (EHGNA), conocido comúnmente como “hígado graso”, consiste en un acúmulo de grasa en las células del hígado. Esto genera un proceso de inflamación, que con el tiempo se convierte en fibrosis (cicatrización del tejido del hígado) y con su evolución llega a una cuarta etapa, que es la cirrosis. Puede haber dos cuestiones de hígado graso, sin inflamación y con inflamación. Cuando presenta inflamación, se llama Esteatohepatitis No Alcohólica (EHNA).

De acuerdo con la Dra. Eira Cerda, especialista en Gastroenterología y Hepatología y vocal de la AMH, los factores de riesgo principales para presentar este padecimiento son: obesidad, vida sedentaria y tener síndrome metabólico, es decir, lo presentan aquellos pacientes que pueden tener obesidad, diabetes, hipertensión, resistencia a la insulina y/o alteraciones del perfil de lípidos: elevación de colesterol y triglicéridos.

Así mismo, la Dra. Laura Ladrón de Guevara, también especialista en Gastro, Endoscopía y Hepatología, informa que en México, la cirrosis es la cuarta causa de muerte, - alrededor de 33 000 personas mueren anualmente por este padecimiento-. El estado de Hidalgo, es la entidad con más causas de cirrosis; un 30% de los padecimientos del hígado es la cirrosis asociada a la obesidad y diabetes, y un 10% a causa de la artritis reumatoide cita:

“Tenemos dos padecimientos muy importantes. Uno es que la evolución de este padecimiento te puede llevar a la cirrosis, que es la cuarta causa de muerte en nuestro país. El otro es que también puede provocar cáncer de hígado, que en los últimos 10 años se ha colocado como uno de los principales cánceres que padecen tanto hombres como mujeres. El hígado tiene más de 50 funciones, al tenerlo afectado, varias funciones sistémicas se van a ir alterando. Es un verdadero problema de salud pública en México”.

 

Ambas especialistas, coinciden en que la piedra angular tanto para la prevención como para el tratamiento de esta enfermedad es la alimentación y el ejercicio. A nivel mundial, se están estudiando fármacos que puedan influir en el tratamiento  de fibrosis en pacientes que ya la presenten, pero nada de esto funcionaría sin alimentación adecuada y ejercicio.

 

La Dra. Ladrón de Guevara, quien además es responsable del Programa de Trasplante Hepático en el hospital 20 de Noviembre, afirma que el hígado graso sí tiene cura:

 “Cuando una persona está en las etapas tempranas de esta enfermedad, las medidas a tomar para su curación es el ejercicio y la dieta, bajar de peso y mantener un balance normal de nutrición. Un trasplante de hígado cura esta enfermedad cuando ya se está en una etapa final. Un trasplante te regresa cantidad y calidad de vida. Las personas que los llegan a necesitar casi siempre están entre los 45 y 55 años de edad. Son personas económicamente activas y con familias en transición, esto repercute en la economía tanto micro como macro”.

 

Respecto a que la cirrosis es la cuarta causa de muerte en México la especialista indica que es importante esta cifra porque no alcanzamos ni por mucho a ser significativos en la curación de esta enfermedad. Asegura que son tan pocos trasplantesque se hacen hoy en día, porque se necesitan equipos multidisciplinarios y la coordinadores de donación no es muy eficiente:

“En México se donan alrededor de 500 hígados al año, de las cifras más bajas a nivel latinoamericano. Considero que hay varias barreras para el trasplante, pero de las principales es la falta de personal, no tenemos suficientes coordinadores de donación. Estos son los médicos especialistas en la donación de órganos que identifican, hablan con las familias y consiguen la donación en un momento tan difícil como es el fallecimiento de un ser querido. Otra barrera es que las donaciones de órganos dependen de personas que han tenido accidentes o han sufrido embolias, este tipo de muertes que implique que el resto de sus órganos estén sanos..

“Todos debemos ser donantes. Todos en algún momento, podríamos tener a un ser querido que necesitara un órgano, donarlo, da una esperanza a alguien que aún puede alcanzar una oportunidad de vida. Algo le servirá a alguien”.

 

Por su parte la Dra. Cerda Reyes concluye: “El Día Internacional del Hígado Graso No Alcohólico" es una fecha muy importante de concientización en la que se puede lograr una mayor difusión de los cuidados que podemos tener hacia el hígado. Es un órgano al que hay que querer y cuidar, es un órgano principal que cuando se enferma puede presentar alteraciones sistémicas a otras partes. Es un día importante de tener en cuenta”.

 

 

 

 

Version Digital NEO

NEO Octubre