Glenmorangie y Ardbeg, galardonados como lo mejor en la industria del whisky

En el marco de la edición 2019 de la entrega de los prestigiosos premios International Whisky Competition, Ardbeg y Glenmorangie destacan por su excelencia y expertise en el arte de elaborar single malt whiskies. Los IWC son uno de los reconocimientos más importantes del sector, prueba de que ambas destilerías sobresalen por su dominio de la industria.

Glen
Imagen: cortesía

Por segundo año consecutivo, la destilería Ardbeg es aclamada como "Distillery of the Year"


"Ardbeg ha sido una de las pocas destilerías innovadoras que lanzan nuevas y emocionantes expresiones de whisky para sus fanáticos, mientras que su rango base continúa brillando en términos de calidad"

Sylvain Allard, socio de la IWC.


El whisky de Islay, conocido por su sabor ahumado fue también aplaudido por el panel de jueces, quienes elogiaron la "artesanía excepcional, pasión y maestría" de Ardbeg An Oa, el single malt de la casa, galardonándolo en tres de las más importantes categorías.

Por su parte, la edición limitada Glenmorangie Grand Vintage Malt 1991 fue nombrada "Whisky of the Year". Grand Vintage Malt 1991 es el resultado de dos parcelas de cebada completamente distintas y que según las normas y tradiciones del whisky, no deberían de ser unidas. Es bajo el ingenio y creatividad de Dr. Bill Lumsden, que la cuarta entrega de la Bond House No.1 Collection resulta en un whiskey excepcional, reconocido y aplaudido como  el Whisky del Año; con un puntaje de 97, el juez principal de la IWC asegura que es uno de los diez mejores whiskies que ha probado a lo largo de su vida.

Bill Lumsden, la mente maestra detrás de la creación de los single malt de Glenmorangie y Ardbeg, recibió por tercera vez consecutiva el reconocimiento "Master Distiller of the Year", algo nunca antes visto en las celebraciones del certamen. La incesante búsqueda de creatividad e innovación en ambas destilerías junto con el liderazgo e inspiración que transmite, son solo algunas de las razones por las cuales es galardonado nuevamente.


"Ardbeg merece ser aclamada como la Destilería del Año. Con cada whisky valorado con más de 90 puntos, liderados por el ahumado, dulce y singularmente redondeado Ardbeg An Oa, estos resultados reflejan la dedicación en el corazón de Ardbeg. Y estoy encantado de ver a Glenmorangie Grand Vintage Malt 1991 ser nombrado whisky del año. Sus profundidades plumosas lo convierten en un whisky verdaderamente excepcional"

Bill Lumsten , Director de Destilación y Creación de Whisky de ambas destilerías.


Acreditados con un total de diez oros en diferentes categorías, estos premios son un reconocimiento del trabajo realizado en las destilerías de Glenmorangie y Ardbeg, ambas etiquetas del prestigioso portafolio de vinos y destilados de Moët-Hennessy.

Version Digital NEO

NEO Octubre