Maple Bear presenta su plan de franquicias para México

Canadá es uno de los países mejor calificados dentro de las pruebas PISA (2015) de la OCDE y es, además, el país angloparlante con la posición más alta dentro de los rubros de lectura, matemáticas y ciencias. Este país es uno de los precursores de educación bilingüe desde el siglo XX: el sistema canadiense tuvo que adaptarse a la realidad de su país, angloparlante y francoparlante. La educación canadiense tiene como base el experimento St. Lambert que busca que los niños sean competentes para hablar, leer y escribir en un segundo idioma; este sistema es la base de la educación de Maple Bear, un sistema educativo con franquicias en todo el mundo que busca ampliarse en México.

AutumnLeave

"En Maple Bear no se enseña inglés, se enseña en inglés comenzando desde la temprana edad con exposición intensiva" explicó arno Krog, CEO Latam de esta organización, que tiene ambiciosos planes de expansión en Latinoamérica a través de un sistema de franquicias.

Mateo Cuadras, director de Expansión Internacional de Maple Bear, explicó que hay un segmento desatendido de alumnos y padres que buscan un mejor nivel académico; a través de su modelo de franquicias la firma busca abrir entre 40 y 60 planteles en nuestro territorio.

En el mundo Maple Bear ya cuenta con más de 41 mil estudiantes, con un crecimiento sólido en países como Singapur o Brasil, donde el sistema educativo ha sido adaptado a las necesidades locales; la inversión estimada para una primera etapa de participación en la franquicia oscila entre 400 mil a 500 mil dólares, con la ventaja de que las inversiones educativas suelen ser muy sólidas y se logra el punto de equilibrio a los dos años de comenzar el emprendimiento; se estima que el retorno de inversión puede lograrse entre tres a cuatro años. 

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 249

Webinar