Realidades en la pérdida de peso

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ESANUT) -aún no se reporta una encuesta más reciente-, indica que en México, el 73% de los adultos mayores de 20 años presentan sobrepeso y obesidad.


Realidades en la pérdida de peso

De acuerdo con la OMS, cada año mueren, como mínimo, 2.8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.

Para quienes este año se han propuesto bajar de peso, combatir la obesidad no es una tarea sencilla, y no hay que olvidar que es un padecimiento que de no atenderse, acarrea comorbilidades cardiovasculares y metabólicas.

Tras la temporada decembrina, por las comidas y bebida típicas de estos festejos, las personas tienden a subir entre dos y cinco kilos, y en algunos casos, hasta ocho kilos arriba.

Lograr recuperar un peso saludable, es muy importante. En promedio, las personas que subieron cinco kilos llegan a tardar entre 4 y 5 meses en bajar de peso, asumiendo que se basen estrictamente en una dieta hipocalórica, y que realice una actividad física más de 30 minutos, tres o cuatro días a la semana.

Aquéllos que subieron hasta ocho kilos pueden tardar alrededor de 10 meses en perderlos, corriendo con el riesgo de que en ese tiempo ya es diciembre otra vez y vuelve la temporada de excesos.

El sobrepeso y la obesidad son enfermedades metabólicas multifactoriales, que por esa misma condición requieren un tratamiento multidisciplinario. Para alcanzar un resultado exitoso en la pérdida de peso se requiere, además de buena voluntad, de tiempo y esfuerzo constante, apoyado de médicos y profesionales de la salud expertos en el tema para alcanzar la meta sin poner en riesgo la salud”, indica Dr. Víctor Huggo Córdova Pluma, miembro del Movimiento Nacional Ciencia en Obesidad: Córdova Pluma.

El Movimiento Nacional Ciencia en Obesidad promueve que la comunidad médica

(médicos generales hasta especializados y multidisciplinarios), pesen, midan y comuniquen a sus pacientes su sobrepeso u obesidad de manera ética y responsable, además de acompañarlos, guiarlos o canalizarlos al área correspondiente para que les brinde un tratamiento con respaldo científico que resulte efectivo y seguro.

 

 

 

Version Digital NEO

NEO edición #244