Cuídate de la influenza estacional

La época invernal finaliza en el mes de febrero y con los abruptas bajas temperatura, estamos expuestos a contraer influenza estacional o alguna enfermedad de las vías respiratorias, e incluso contagiar a otras personas más vulnerables.


Cuídate de la influenza estacional

De acuerdo a cifras del Instituto Mexicano de Enfermedades Respiratorias, se han confirmado alrededor de 1 435 casos al corte de la semana 54 de la temporada invernal. La influenza estacional por sí sola puede provocar muchos malestares que nos impiden realizar de manera normal las actividades cotidianas, por lo que vacunarse es la mejor manera de protegerse de este virus.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EUA (CDC por sus siglas en inglés), es recomendable vacunarse una vez al año contra la influenza estacional.

Entre la población más vulnerable se encuentran las personas mayores de 65 años, así como los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas con afecciones crónicas de salud como asma, diabetes o enfermedades cardíacas y pulmonares.

“Se requieren, aproximadamente, dos semanas después de la inyección para que los anticuerpos brinden protección”, explicó el Dr. Jewel Lincoln, médico familiar del Hospital Houston Methodist.

Síntomas y tratamiento de la influenza estacional

Mucha gente tiende a subestimar al virus de la influenza estacional, sin embargo, ésta puede convertirse en una infección grave que, de no atenderse, puede degenerar incluso en una enfermedad mayor.

Las personas enfermas de influenza estacional a menudo presentan algunos o todos de los siguientes síntomas:

•    Tos

•    Fatiga (cansancio)

•    Fiebre o sensación de fiebre / escalofríos

•    Dolores de cabeza

•    Dolores musculares o corporales

•    Nariz tapada o flujo nasal en exceso

•    Dolor de garganta

•    Vómitos y diarrea, aunque estos son más comunes en niños que en adultos

Si tú o alguno de tus seres queridos presentan algunos de los síntomas antes mencionados, los expertos del Hospital Houston Methodist recomiendan acudir al médico inmediatamente para recibir tratamiento dentro de los dos días posteriores tras presentar los primeros síntomas. Los medicamentos antivirales pueden hacer que los síntomas de la influenza estacional sean más leves y acortar el tiempo de la enfermedad.

“Es necesario tomar ciertas medidas una vez que el virus haya sido detectado con el objetivo de no propagarlo”, explica el Dr. Lincoln.

Las medidas recomendadas son:

•    Evita el contacto cercano con gente enferma

•    Evita tocarte nariz, ojos y boca

•    Cúbrete la boca con el codo o un pañuelo cuando tosas o estornudes

•    Desinfecta superficies que mucha gente toque, como grifos, manijas de inodoros, manijas de puertas e interruptores de luz

•    Lávate las manos regularmente con agua y jabón

Además, llevar una dieta saludable, descansar adecuadamente y hacer ejercicio regularmente puede mejorar el sistema inmunológico y nos protege contra este virus.

 

 

Version Digital NEO

NEO edición #244