El futuro del consumo de contenidos en la televisión y el internet en México

Por Iván Castro Rivadeneyra. Director de PQR Planning Quant.

@castrorivan

@PlanningQuant

 

La forma en que los mexicanos accedemos a contenidos audiovisuales ha ido cambiando en los últimos años. La televisión abierta y restringida han cedido espacio al internet en todas sus formas. Incluso, hay cambios en los tipos de contenidos que las personas prefieren.

Iván Castro

Para empezar, la presencia de televisor en los hogares ha presentado un decremento en los últimos años, pasando de 98% en 2015 a 93% en 2018. Lo anterior, de acuerdo con el análisis histórico de la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales (ENCCA) del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). 

Además, el consumo de contenidos a través de la televisión abierta ha disminuido de 81% en 2015 a 72% en 2018. En este mismo sentido, tomando en cuenta aquellos hogares que tienen el servicio de televisión de paga, el consumo de programas que se trasmiten por este medio ha ido también a la baja, de 87% en 2015 a solamente 68% en 2018.

En contraste, el consumo de contenidos audiovisuales por internet se ha incrementado drásticamente, de 26% en 2015, a 46% en 2018. En todos los años, YouTube y Netflix son las aplicaciones más utilizadas.

Con relación al tipo de contenidos que las personas prefieren en cada medio, también se observan cambios. Por ejemplo, en la televisión abierta, los hombres van perdiendo interés en los programas deportivos, ya que pasan de un 49% en 2015 a 37% en 2018, una situación similar ocurre en la televisión restringida. Asimismo, las mujeres dejan de ser las grandes consumidoras de telenovelas, este género en la televisión abierta representaba un 67% de las preferencias femeninas en 2015 y para 2018 el porcentaje bajó a 46%.

Ahora, respecto al tipo de contenidos que los mexicanos consumimos por internet, observamos una caída en la preferencia de videos musicales que va de 54% en 2015 a 35% en 2018 y a su vez un incremento en la preferencia de películas cuyo porcentaje en 2015 fue 30% en contraste con el 42% de 2018.

En resumen, en México las personas están optando, cada vez más, por consumir contenidos audiovisuales por internet, en decremento de medios tradicionales como son la televisión abierta y restringida. Sin embargo, éstas últimas seguirán entreteniendo a un vasto público en los próximos años. Por otra parte, ya no solo de futbol y telenovelas vivirán los hombres y las mujeres en este país.

Version Digital NEO

NEO edición #246