Ahorrar e invertir, actividades para mejorar tus finanzas

Por Marcelo de Fuentes, CEO de Fundary

En la actualidad económica que vivimos, cada vez es más importante una correcta administración de los ingresos que generamos. Los gastos innecesarios, sumados a la constante pérdida de valor del dinero y la fluctuación en los costos de productos y servicios, provocan que tengamos pérdidas importantes en nuestro poder adquisitivo, adquiriendo deudas y, difícilmente, llegando a liquidez positiva a final de cada mes.

Marcelo

La Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018 elaborada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, arrojó que, de 79.09 millones de adultos (18 a 70 años) en México, solamente 12 millones ahorran de manera formal, mientras que otros 24.83 millones de personas lo hace de manera informal, como tandas y alcancías en casa. Sin embargo, aún queda 10.4 millones de adultos que no ahorran.

Ahora, es sabido que, si has logrado ahorrar alguna parte de tus ingresos, y lo que quieres es hacerla crecer, es entonces donde entra la inversión. Es importante mencionar que ambas actividades no son iguales, ni siquiera parecidas; eso no significa que no se puedan realizar ambas. De hecho, podría decirse que una es complemento de la otra y, unidas, te podrán llevar a una mejor situación financiera.

Es por ello que, para organizar mejor tus ahorros y hacer crecer tus finanzas personales, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Tener metas bien definidas. No es conveniente empezar a ahorrar sin algún objetivo. Hay que tener plena conciencia de lo que se quiere hacer con el dinero que estamos apartando. Puede ser algún viaje, el enganche de un automóvil, una vivienda e, incluso, ahorrar dinero para después invertirlo.

  • Cualquier método de ahorro es efectivo. Lo importante es la disciplina. Puedes abrir una cuenta de ahorro o poner tu dinero en una caja o debajo de tu colchón, pero si, constantemente sacas dinero de esas fuentes, entonces, tu ahorro no servirá. La voluntad y disciplina son indispensables para un buen plan de ahorro.  

  • Aprovecha la tecnología. Hoy en día, los avances en la tecnología financiera permiten a los usuarios  armar un plan de ahorro basado en objetivos y distintos periodos de tiempo desde aplicaciones en sus teléfonos.

  • Ahorro 50-20-30. Esta modalidad abre una manera sencilla de guardar el dinero y ha sido bien aceptada por la gente, debido a su simpleza y a la apertura que tiene para hacer nuestra lista de gastos y ganancias. Corresponde a utilizar un 50% de tu ingreso en gastos básicos, 20% para ahorrar y el 30% va para gastos personales (el cual puede ser sumado al fondo de ahorro para guardar una mayor cantidad)

  • Invertir para crecer. Los primeros cuatro puntos nos ayudan a saber ahorrar, pero sin tener algún tipo de ganancia extra. La inversión llega como complemento perfecto del ahorro y puede ser una excelente meta para usar el dinero que hemos guardado. Una opción interesante y con rendimientos de corto plazo es el crowdfunding o fondeo colectivo por medio de empresas fintech. Con este modelo puedes prestar cierta cantidad de dinero a una empresa y tener retornos de inversión más altos que en sistemas convencionales. Ejemplo de esto es Fundary, la cual ofrece rendimientos de hasta 24% anuales en el dinero invertido.

De esta manera, vemos que ahorrar e invertir no es lo mismo, sin embargo, ambos tienen beneficios para la persona que quieran ponerlos en práctica. Con sus diferencias y similitudes,  los dos ofrecen mejorar nuestras finanzas aplicados de forma separada, pero al unir ambos modelos (invirtiendo lo que se ahorra), los resultados pueden ser sustanciales y con impacto positivo directo a los bolsillos.

 

Version Digital NEO

Ve en linea o Descarga nuestra edición 248
Webinar