La nueva normalidad para seguridad laboral

Por Rosa María Eseverri, gerente de Marketing en Dickies México.

 

El coronavirus ha dejado un camino para la innovación en temas de seguridad e higiene laboral. Con el avance de la contingencia sanitaria y la reapertura de algunos sectores económicos como el de la construcción, fabricación y minero, es indispensable tomar acciones preventivas para integrar a los equipos de trabajo de forma escalonada y minimizar el riesgo de contagio en las oficinas y espacios.

Trabajo

 

Para poder seguir operando, las empresas han tomado medidas como la implementación del trabajo remoto, la ejecución de nuevos procedimientos operativos, o la activación de estaciones sanitarias al interior de los centros de trabajo. Sin embargo para algunas compañías aplicar el home office representa un verdadero reto, ya que sus actividades requieren la presencia del empleado. Esto obliga a las compañías a evaluar y poner en marcha un régimen sanitario ordenado y cauto que no ponga en riesgo a sus colaboradores.

 

Será importante estar atento a las recomendaciones emitidas por las autoridades correspondientes, y tener la capacidad suficiente para ajustar las normas de seguridad internas previamente establecidas. Instalar filtros que hagan una revisión de la temperatura corporal, implementar distancias mínimas de 1.5 metros entre colaboradores, desinfectar y sanitizar instalaciones constantemente y modificar la operación para reducir juntas y reuniones son solo algunas de las acciones que serán primordiales en cualquier centro laboral.  Todo con el fin de proporcionar seguridad y bienestar a la plantilla laboral en tiempos de alta incertidumbre.

 

Extremar precauciones en las áreas con mayor afluencia, como las zonas de entrada y salida, comedores y baños será fundamental, y para ello la coordinación con los colaboradores y la comunicación constante serán herramientas de vital importancia. Si se consigue una coordinación eficaz con toda la plantilla para el uso de estas zonas, y se recurre a soportes informativos claros y constantes, se estará dando un paso importante no sólo en la seguridad laboral, sino inclusive en la construcción de identidad corporativa y sentimiento colectivo.

 

Otro punto a considerar tiene que ver con los uniformes, pues éstos tendrán que ser sometidos a rigurosos procesos de limpieza y sanitización. En Dickies contamos con prendas diseñadas para soportar lavadas continuas sin que ello afecte su calidad y durabilidad; ropa que resiste lavados industriales por lo que sus cualidades no se perderán y su resistencia no se verá afectada.

 

Sin duda el regreso a las labores no sólo será gradual sino complicado. Requerirá un alto nivel de resiliencia de la compañía, alta eficiencia en la organización de los equipos de trabajo, planeación estratégica a fondo y un coordinado trabajo en equipo que haga énfasis en los niveles de responsabilidad que cada colaborador debe adoptar. La responsabilidad de las empresas como primera fila de contención del virus es indispensable para que podamos frenar la contingencia, dar los primeros pasos y lograr salir adelante en la reactivación tanto del negocio como del país entero.

 

Version Digital NEO

Revista digital #256

 


Escucha en linea


 

Mazda